AGEUSIA

AGEUSIA

 Es la pérdida total del sentido del gusto que se caracteriza por la incapacidad para saborear sustancias dulces, ácidas, amargas o saladas.

  1. Hipoageusia: Alteración del sentido del gusto que se caracteriza por tener disminuida la capacidad para saborear sustancias dulces, ácidas, amargas o saladas.
  2. Disgeusia: Consiste en la distorsión del sabor, o percepción de un sabor en ausencia de la sustancia que debería haberlo provocado.


EL SENTIDO DEL GUSTO:

  • El gusto son las sensaciones sensitivas simples percibidas por los diferentes órganos de la boca cuando comemos o bebemos, donde la lengua es el más importante a la hora de identificar los gustos y los sabores.
  • El sentido del gusto sólo percibe cuatro gustos básicos: dulce, salado, ácido y amargo; cada uno de ellos detectado por un tipo especial de papilas gustativas.
  • Toda la superficie de la lengua está  recubierta de una mucosa bucal, donde se pueden distinguir unas zonas muy bien delimitadas, que reaccionan prioritariamente ante cada uno de los cuatro gustos básicos, debido a la distribución concreta de las cuatro familias de papilas linguales o gustativas.
  • Las alteraciones del sentido del gusto se deben a condiciones que interfieren con el acceso de la sustancia gustativa a los receptores en las células gustativas, a lesiones en éstas células, o bien a lesiones en las vías neuronales encargadas de transportar el estímulo nervioso hasta la corteza cerebral.

 

CAUSAS

Las causas responsables de la Ageusia pueden ser:

  • Como consecuencia de cirugías de oído medio o por la extracción de los terceros molares; durante las cuales puede ser frecuente la lesión de la rama timpánica del nervio facial.
  • La medicación es una de las causas más frecuentes de la alteración del gusto.
  • Por el paso del tiempo. Durante el envejecimiento algunas personas experimentan  un cierto grado de pérdida del gusto, sin que se pueda determinar una causa  justificada, ni un tratamiento apropiado.
  • Como consecuencia de una infección de las vías respiratorias altas, infección  sinusal, etc.
  • Lesión de cabeza, cáncer o traumas de diversa índole.
  • Trastornos hormonales.
  • Problemas odontológicos.
  • Exposición o intoxicación  por metales pesados y otras sustancias tóxicas.
  • Exposición a radioterapia para el cáncer de cabeza o cuello.

 

 

TRATAMIENTO

No hay ningún tratamiento específico para resolver la pérdida del gusto, aunque dependiendo de la causa se pueden establecer diferentes alternativas:

  • Cuando es debida a una infección bacteriana o fúngica, la erradicación de la infección supone normalmente la recuperación de las sensaciones gustativas.
  • Cuando va asociada a una xerostomía; es decir, a una sensación subjetiva de sequedad de boca, debida a un mal funcionamiento de las glándulas salivales, produciendo una disminución del flujo de saliva. En estos casos se puede tratar mediante la   aplicación de saliva artificial o Pilocarpina.
  • Si es debido al consumo de medicamentos, la solución pasa por eliminar dicha  medicación, siempre valorando la relación riesgo-beneficio.
  • Si la ageusia es de origen traumático, normalmente suele resolverse espontáneamente.