NOS VAMOS DE VACACIONES… DEL 13 AL 17 DE AGOSTO

NOS VAMOS DE VACACIONES….

DEL DÍA 13 AL 17 DE AGOSTO  (ambos inclusive) 

¡EL DÍA 20 ESTAMOS DE VUELTA!

DISCULPEN LAS MOLESTIAS

¿Se puede fumar con implantes dentales?

La pregunta que muchos pacientes fumadores se hacen es: dado que fumo, ¿puede eso afectar a posibles implantes que haga en el futuro?

Vayamos por partes, la persona que es fumadora  suele tener en muchos casos aterosclerosis, es decir, un endurecimiento del revestimiento de las arteria con lo que se determina que tienen una circulación sanguínea más lenta.
Además, está comprobado que fumar provoca una hiperviscosidad de la sangre, provocando también una mayor lentitud del riego sanguíneo.

Estas dos causas suponen un grave problema,de modo que para que un implante dental se efectúe con éxito, es necesario que la osteointegración (que es la cicatrización ósea alrededor del implante) sea perfecta. Para ello, tiene que haber una irrigación perfecta en esa zona.

 

¿Cómo sé si mi sangre es viscosa?

La viscosidad de la sangre se mide con un análisis de sangre (en particular de los hematocritos).
En el caso de que el paciente fumador tenga una viscosidad por encima del valor normal (suele ser del 45-50%), y si además el diámetro de las venas es menor, el tratamiento para el implante estará contraindicado.
Sin embargo, si los hematocritos se sitúan en valores medios, no habrá problemas.

 

¿Qué probabilidad tiene un fumador de que su implante fracase?

Un estudio llevado a cabo por Bain & Moy estima que el fracaso medio de los implantes se sitúa en 11.3%, lo que supone una diferencia considerable comparado con una persona no fumadora, que tiene una tasa de fracaso del 4%.
Si bien estos estudios no son concluyentes, se considera que el simple hecho de fumar aumenta un 2,25 más las probabilidades de que el implante se rechace.

 

Me he puesto implantes, ¿Puedo fumar?

Los dentistas aconsejan que tras un implante no deben fumar ¿ pero por qué?, además de saber ya lasresultados dañinos producidos por el tabaco existen otros que explicamos a continuación:

  • Al hacer un implante se realiza una microcirugía, fumarimpide la correcta cicatrización.
  • Al fumar, las defensas del organismo se ven mermadas, lo que conlleva que puedan haber infecciones en la zona afectada
  • La osteointegración del implantepuede verse dificultada, ya sea debido a que el hueso se debilita con el tabaco, o debido a que el tabaco afecta en gran medida a los tejidos alrededor del implante.

Lo  mejor antes de hacerse un implante dental es dejar de fumar varios meses antes, o reducir en gran medida el consumo de tabaco. Lo óptimo, claro está, es dejar de fumar por completo ya que está demostrado que el humo tiene efectos muy nocivos en la salud dental.

Básicos imprescindibles este verano para cuidar la salud bucal

Verano… Son tantas las ganas de aprovecharlo que, cuando llega, nos entregamos al disfrute y nos olvidamos de los buenos hábitos adquiridos durante el año. Pero las altas temperaturas, una insuficiente hidratación, una alimentación menos equilibrada, los cambios en el tipo de actividades de ocio y un cierto abandono de la higiene bucodental pueden tener consecuencias en nuestras bocas, que se vuelven más vulnerables a la proliferanción bacteriana.

  • La halitosis, debida a una alimentación inadecuada, a un consumo excesivo de bebidas alcohólicas y de tabaco o a un abandono de los hábitos higiénicos.

 

  • La hipersensibilidad dental en un esmalte previamente dañado, por un mayor consumo de helados y de bebidas frías;

 

  • La caries dental, por una ingesta incrementada de alimentos y refrescos poco saludables y ricos en azúcares.

 

  • La enfermedad periodontal, por una disminución del flujo salivar y de su efecto protector debida a una peor hidratación, lo que permite que se acumule placa bacteriana y se inflamen las encías.

 

  • Los traumatismos, por la práctica de determinadas actividades propias del verano, pueden incrementarse durante el verano si no se toman las precauciones oportunas. Así mismo, el cloro de las piscinas si no está bien regulado también puede modificar el pH y favorecer la desmineralización de los dientes, que también podría verse aumentada por un mayor consumo de bebidas o comidas ácidas.

Seguir unas buenas pautas alimenticias e higiénicas y extremar las precauciones en caso de practicar actividades de riesgo serán dos buenas medidas para evitar tener que lamentarse cuando dejemos atrás el verano y tengamos que retomar nuestras obligaciones.