CANDIDIASIS ORAL

Candidiasis oral o cándida oral es una infección por hongos levaduriformes del revestimiento de las membranas mucosas de la boca y la lengua.

 

Síntomas de la candidiasis oral

La candidiasis bucal aparece como lesiones aterciopeladas y blanquecinas en la boca y en la lengua. Debajo de este material blanquecino, hay tejido enrojecido que puede sangrar fácilmente. Las lesiones pueden aumentar lentamente en número y tamaño.

 

Causas de la candidiasis oral

La candidiasis bucal es causada por formas de un hongo llamado cándida. Una pequeña cantidad de este hongo vive en la boca la mayor parte del tiempo y por lo general es mantenido a raya por el sistema inmunitario y otros tipos de gérmenes que normalmente también viven allí.

Sin embargo, cuando el sistema inmunitario está débil, el hongo puede multiplicarse, llevando a que se presenten úlceras (lesiones) en la boca y en la lengua. Las siguientes circunstancias pueden incrementar las probabilidades de desarrollar candidiasis bucal:

  • Tomar esteroides
  • Tener una infección por VIH o SIDA
  • Recibir quimioterapia  para el cáncer o medicamentos que inhiban el sistema inmunitario después del trasplante de un órgano
  • Ser muy viejo o muy joven
  • Tener mala salud

La candidiasis bucal se observa comúnmente en bebés y no se considera anormal en ellos a menos que dure más de dos semanas.

Las personas que tienen diabetes  y tuvieron niveles altos de azúcar en la sangre son más susceptibles a contraer la candidiasis en la boca (candidiasis bucal), debido a que el azúcar extra en la saliva actúa como alimento para la cándida.

Tomar altas dosis de antibióticos o tomar antibióticos durante mucho tiempo también incrementa el riesgo de candidiasis oral. Los antibióticos destruyen algunas de las bacterias saludables que ayudan a impedir que la Cándida prolifere demasiado.

Las personas con prótesis dentales mal ajustadas también son más susceptibles a desarrollar candidiasis bucal.

 

El tratamiento de la candidiasis oral

Para la candidiasis bucal, a menudo NO es necesario el tratamiento, debido a que ésta se resuelve por sí sola al cabo de dos semanas.

Si desarrolla un caso leve de candidiasis bucal después de tomar antibióticos, consumir yogur o tomar cápsulas de acidófilos de venta libre puede servir.

Use un cepillo de dientes suave y enjuáguese la boca con una solución de agua oxigenada diluida al 3% varias veces al día.

El buen control de los niveles de glucemia en personas con diabetes puede ser todo lo que se necesita para eliminar una infección de candidiasis bucal.

Si la infección se ha diseminado a todo el cuerpo o si usted tiene VIH/SIDA, se pueden utilizar medicamentos más fuertes.

 

El pronóstico

La candidiasis bucal en bebés puede ser dolorosa, pero rara vez es grave. Debido a la molestia, puede interferir con el proceso de alimentación y, si no se resuelve espontáneamente en dos semanas, llame al pediatra.

La candidiasis bucal en adultos puede curarse; sin embargo, el pronóstico a largo plazo depende del estado inmunitario y de la causa del déficit inmunitario.

 

Prevención de la candidiasis oral

Si presenta brotes frecuentes de candidiasis bucal, el médico le puede recomendar tomar medicamentos antimicóticos regularmente para evitar infecciones recurrentes.

Si un bebé con candidiasis bucal está lactando, hable con el médico acerca de las formas apropiadas de prevenir las infecciones futuras, como un medicamento antimicótico. Esterilice o descarte cualquier chupete. En el caso de los bebés con candidiasis bucal alimentados con biberón, descarte la tetina y compre unas nuevas a medida que la boca del bebé comience a curarse.

Para prevenir la diseminación de la infección por VIH, observe las prácticas de sexo seguro y las precauciones universales al trabajar con hemoderivados.

Temas relacionados sobre Candidiasis oral

  • Enfermedades de la boca
  • Infecciones por cándida
  • Artritis
  • Endocarditis
  • Endoftalmitis
  • Esofagitis
  • Meningitis