Funciones del flúor

El flúor forma parte de la composición de la gran mayoría de pastas dentífricas, y puede encontrarse en algunos colutorios también. Este principio activo es reconocido universalmente por su acción anticaries sobre el esmalte y la dentina, pero ¿cómo actúa realmente?

Los dientes están en un equilibrio continuo de desmineralización-remineralización. Cuando el pH de la placa dental baja por debajo del punto crítico de la hidroxiapatita (pH<5.5), el diente comienza a desmineralizarse y cuando vuelve al pH por encima de este punto, comienza la remineralización. La caries, que es una enfermedad infecciosa multifactorial, se produce por el desequilibrio entre la desmineralización y la remineralización del esmalte hacia la desmineralización.

El flúor, aplicado de forma tópica, tiene dos propiedades fundamentales que ayudan a prevenir la caries:

    • Inhibe la desmineralización del esmalte: Las bacterias del biofilm, al metabolizar los hidratos de carbono fermentables de la dieta, producen ácidos que provocan una caída de pH y se desmineralice el esmalte. Si en este momento está presente el flúor, puede desplazarse junto con los ácidos hacia los cristales del esmalte y proteger así los dientes de su disolución.
    • Favorece la remineralización y formación de compuestos más resistentes: Durante los periodos de desmineralización del diente (pH<5.5), los cristales de hidroxiapatita de la superficie del esmalte se disuelven y la hidroxiapatita se convierte en compuestos solubles y poco estables de fosfato cálcico y grupos hidroxilo. La presencia de flúor durante el proceso de remineralización ayuda a transformar estos compuestos en otros más estables como los cristales de fluorapatita (y otros como fluorhidroxiapatita), al sustituir los grupos hidroxilo (OH) por flúor (F). Estos cristales son de tamaño más grande, por lo que los poros del esmalte resultan más pequeños, lo que disminuye la difusión de los ácidos en el esmalte. Además actúa como catalizador de la incorporación de iones fosfato y calcio sobre la superficie del esmalte. Todo ello hace que el esmalte sea más resistente a la disolución por ácidos.

Además, el flúor tiene cierta actividad antibacteriana, aunque su eficacia como tal es controvertida ya que las concentraciones necesarias son muy superiores a las recomendadas para la remineralización del esmalte.

El flúor también puede obtenerse de forma sistémica, mediante la ingesta de alimentos ricos en flúor (como el pescado de mar) o el agua fluorada. Algunas comunidades fluorizan el agua por su eficacia demostrada en la prevención de la caries. Esta vía de administración del flúor es especialmente importante durante el periodo de formación del esmalte, ya que el flúor se combina con la hidroxiapatita del esmalte en formación, haciéndolo más resistente. Una vez el esmalte ha madurado, el flúor sistémico pierde la capacidad de incorporarse al diente y cobra relevancia la aplicación de flúor tópico.

La acción del flúor adquiere por tanto especial importancia durante el periodo de maduración del esmalte, cuando los dientes erupcionan, aunque también puede ser efectivo en esmaltes ya maduros.

 

FLUJO SALIVAL Y ANTIDEPRESIVOS

La depresión, enfermedad psiquiátrica caracterizada por un trastorno del estado de ánimo, del pensamiento y de la conducta, interfiere en el quehacer diario de la persona que la padece y es la principal causa mundial de discapacidad.

El paciente deprimido, por culpa de la apatía y el desánimo que acompañan a la enfermedad, pierde el interés para mantener unas correctas medidas de higiene bucodental, así como para seguir una dieta adecuada, lo que le lleva a abusar, con frecuencia, de productos cariogénicos.

La depresión puede asociarse a las siguientes manifestaciones bucodentales:

    • Alteraciones temporomandibulares
    • Caries rampantes
    • Disestesias orales
    • Disminución del flujo salival
    • Enfermedad periodontal grave

Estas manifestaciones pueden deberse tanto a la propia enfermedad como al tratamiento antidepresivo instaurado.

Xerostomía

Más de 500 medicamentos pueden causar, es decir, sensación subjetiva de boca seca normalmente debida a la disminución o a la ausencia de saliva provocada por un mal funcionamiento de las glándulas salivales. Los antidepresivos son uno de los grupos más frecuentes de medicamentos susceptibles de causarla. Además, el flujo salival se reduce significativamente cuando se ingieren simultáneamente dos o más medicamentos hiposalivatorios (por ejemplo, antihistamínicos, anticolinérgicos, antihipertensivos o antipsicóticos).

Entre los antidepresivos, los antidepresivos tricíclicos son los que se asocian a una mayor incidencia de boca seca, muy por encima de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Los pacientes con alteraciones del flujo salival pueden referir sequedad de labios y garganta, y presentar dificultades para masticar, tragar o hablar. Las ulceraciones mucosas, el mayor riesgo de caries dental o la mala retención de las prótesis son otros de los problemas que puede causar la falta de saliva.

Por otro lado, cabe destacar que el paciente deprimido suele pasar por alto los controles odontológicos pautados y, en caso de acudir al especialista, no suele cumplir con las pautas terapéuticas indicadas, lo que le convierte en un candidato todavía más vulnerable de sufrir patología oral.

Para evitar que aparezcan las complicaciones bucodentales en el paciente con depresión, es importante extremar las precauciones e instaurar un programa de educación dental adecuado, que le informe de los riesgos potenciales de la medicación y le conciencie de la necesidad de llevar a cabo una buena higiene bucodental; de utilizar sustitutos salivales, componentes que hidraten la cavidad bucal y que ayuden a estimular la salivación o colutorios antisépticos, y de realizar enjuagues diarios con agentes fluorados para evitar las complicaciones. Con todas estas medidas, conseguirá mejorarse no sólo el estado bucodental de estos pacientes, sino también su salud general.

Té verde y los beneficios para tu salud bucodental

El té se obtiene de la infusión de las hojas secas de Camellis sinensis y, dependiendo de cómo se manufactura, puede clasificarse en té blanco (a partir de los brotes más tiernos de la planta), té verde (sin fermentar), té azul (parcialmente fermentado), té negro (fermentado) y té rojo  (té verde sometido a un largo proceso de posfermentación).

Los principales compuestos activos del té son los flavonoides, un tipo de polifenoles con propiedades antioxidantes muy potentes que incluye, en el caso del té verde, las catequinas.

El té contiene también sustancias con efectos estimulantes, como la cafeína, la teobromina y la teofilina, vitaminas, minerales, aceites aromáticos y aminoácidos, como la L-teanina, que tiene efecto calmante y relajante del sistema nervioso.

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo superada por el agua.
El té verde mejora la salud cardiovascular, reduce los valores de azúcar en sangre, ejerce un efecto preventivo frente al cáncer, mejora la calidad y la resistencia de los huesos, equilibra el estado de ánimo y ayuda a controlar el peso corporal.

El té verde tiene beneficios sobre la salud bucodental:

    • Puede disminuir la formación de cálculo dental (sarro)
    • Refuerza las encías debido al aporte vitamínico
    • Tiene propiedades antiinflamatorias

Tomar té verde de manera regular y en cantidades moderadas tendrá beneficios sobre la salud bucodental y la salud general, por lo que es un hábito que debería formar parte de una alimentación saludable y equilibrada, salvo que hubiera alguna contraindicación para que así fuera.

Feliz jueves 😉

Alcohol y salud bucodental

Una salud general debilitada, una mala higiene bucodental, el tabaquismo y el consumo de alcohol son factores de riesgo claramente relacionados con las enfermedades bucodentales.

Según datos de la última encuesta epidemiológica del Ministerio de Sanidad, la cifra de españoles que hace un consumo de alcohol excesivo y problemático para su salud se mantiene inalterable, estimándose que más de 1 millón y medio de ciudadanos de este país mantiene una ingesta cotidiana de bebidas alcohólicas considerada de riesgo.

 

La ingesta de alcohol afecta a la cavidad bucal, a la mucosa oral y a los dientes.

Consumido de forma habitual, repercute en la salud bucodental y en la estética oral y puede causar:

  • Cáncer oral sobre todo en fumadores
  • Caries dental (por disminución del pH y acumulación de placa bacteriana favorecidas por la aparición de sequedad bucal)
  • Dificultad de colocación de implantes
  • Enfermedad periodontal
  • Halitosis
  • Lesiones mucosas (queilitis angular, queratosis friccional, etc.)
  • Sequedad bucal
  • Tinción de los dientes

 

Según datos de los CDC (Centers for Disease Control and Prevention), el consumo abusivo de alcohol es el segundo factor de riesgo más común del cáncer oral. Además, las personas con dependencia al alcohol son tres veces más propensas a perder sus dientes.

Las personas con dependencia alcohólica son un grupo poblacional de riesgo, por lo que necesitan buscar ayuda médica profesional y extremar las medidas encaminadas a proteger su salud bucodental.

Visitar regularmente al odontólogo permitirá detectar a tiempo cualquier problema potencial antes de que se convierta en un proceso grave que pueda comprometer al paciente.

 

Sabías que… ¿Las castañas son sanas para tu sonrisa?

Hoy es el día por excelencia de las castañas, los boniatos y las calabazas. Son alimentos muy ricos, sanos y recomendados para la salud general. Pero, ¿Sabías que los alimentos estrella de esta época del año también son sanos para tu sonrisa?

Las castañas, como otros frutos secos, tienen diversos nutrientes y son muy recomendables para una buena salud. A nivel bucodental, a menudo generan dudas: 

 

¿Son realmente recomendables?

El principal peligro es que se queden trozos pequeños entre dientes y encías, sobre todo en pacientes que llevan aparatos de ortodoncia. Nada que no se pueda solucionar con una buena higiene bucodental.

 

Beneficios de las castañas para tu sonrisa

Castañas

Tienen múltiples beneficios para la salud:

  • Favorecen un buen tránsito intestinal.
  • Son saciantes
  • Ricas en minerales y vitaminas…

¿Cómo me ayudan a tener una sonrisa más sana?

El consumo adecuado de castañas puede fortalecer los dientes y el hueso que los sostiene. Esto se debe a que son una fuente de calcio, fósforo y magnesio, que ayudan a mantener fuertes las estructuras óseas que soportan todas las piezas dentales. Además, las castañas son muy recomendables para los pacientes con diabetes, una enfermedad muy relacionada con la salud bucodental.

 

¿Qué otros alimentos podemos tomar durante esta época para cuidar la sonrisa?

Boniatos y calabazas : Los boniatos contienen nutrientes esenciales en el mantenimiento de los huesos y tejidos blandos que rodean las piezas dentales. Las calabazas también son ricas en fósforo y calcio, incluso están recomendadas para prevenir la caries dental.

Es muy importante potenciar el consumo de alimentos con flúor. Algunos tipos de pescado y agua contienen flúor, que remineraliza el esmalte y lo protege de la erosión dental. También lácticos como la leche, los yogures, el queso… son la principal fuente de calcio, fósforo y vitaminas. Para conseguir una sonrisa más radiante, se recomienda el consumo de manzanas y zanahorias. Ayudan a conseguir una sonrisa más radiante porque limpian la superficie, y además refuerzan las encías.

Además de una buena alimentación, es fundamental mantener una rutina de higiene oral diaria. Es decir, cepillarse los dientes un mínimo de dos veces al día. También es importante completar el cepillado con técnicas como el hilo dental y el enjuague bucal.

 

Por último, no olvides visitar a tu dentista como mínimo una vez cada seis meses.

Esta es la época ideal para comer castañas. Alimento que, combinado con una buena rutina de higiene oral y las visitas al dentista, pueden ayudar a mantener una sonrisa más sana y radiante.

QUE UNOS DIENTES BLANCOS SEAN TU MEJOR ARMA ESTE HALLOWEEN

El blanqueamiento dental 

Es una de las técnicas más utilizadas para tener una sonrisa blanca y brillante de forma rápida y efectiva.
Sabemos que hoy en día la estética dental ha cobrado una importancia decisiva en la imagen de las personas, gracias a las nuevas técnicas odontológicas se puede lucir una dentadura impecable, blanca y reluciente sin dañar el esmalte.
El blanqueamiento dental  permite blanquear varios tonos eliminando el feo aspecto de los dientes manchados o amarillentos. Las causas de que los dientes no sean blancos pueden ser varias:

  • El paso de los años trae como consecuencia dientes amarillos, opacos que avejentan más que las propias arrugas.
  • La mala higiene por falta de correctos cepillados lleva a que los dientes se manchen y pierdan la blancura.
  • Los malos hábitos tales como fumar, tomar café en exceso o consumir alimentos con colorantes producen manchas muy desagradables.
  • Los antibióticos, especialmente las tetraciclinas pueden dejar los dientes amarronados o grises.

 

En qué consiste el blanqueamiento dental

Consiste en la aplicación sobre el diente de un gel a base de peróxido de hidrógeno al que luego se aplicara la luz de la lámpara especialmente diseñada para nuestro producto que acelera el efecto blanqueador del peróxido de hidrógeno, obteniendo un resultado espectacular en una sola sesión de 30 minutos de aplicación del producto.

En concreto el tratamiento en clínica suele constar de 1 ó 2 ciclos de aplicación del producto en una sesión en clínica, pero siempre va a depender del tipo de tinción, por lo que tendrá que ser el  odontólogo quien decida exactamente el tratamiento a seguir.

¿Daña el esmalte?
No, a través de un ph neutro y una luz que no genera un cambio de temperatura en el paciente, es un tratamiento totalmente inocuo

¿Duele?, ¿Tienes efectos secundarios?
No, sólo en un muy reducido número de personar puede experimentar un aumento en la sensibilidad al frío y calor, pero es algo temporal, aunque puede tratarse con algún analgésico, en un máximo de 48 horas desaparecerá espontánemaente

¿Cuánto duran los resultados?
Depende del paciente, puede durar varios años si se realiza una buena higiene bucal. Si se abusa de tabaco, café, vino tinto tendrás una menor duración

¿Se puede realizar el tratamiento estando embarazada?
Debería consultarlo con su médico por si tuviera algún problema específico. Como norma general se puede realizar sin problemas aunque debe saber, que en ese estado el cuerpo no reacciona de la misma manera que lo hacía antes de estar embarazada, y en el caso del blanqueamiento dental no tiene porqué ser diferente. Se recomienda esperar a que el paciente termine el periodo de lactancia para realizar el tratamiento.

QUE ESTE  HALLOWEEN  UNOS DIENTES BLANCOS SEAN TU MEJOR ARMA !!!

Cuidados después de una extracción dental

No sabes cuáles son los cuidados después de una extracción dental, nosotros te decimos cómo evitar molestias y tener una pronta recuperación con las siguientes recomendaciones.

Sabemos que después de este procedimiento debes seguir las recomendaciones indicadas por tu dentista, así como los cuidados necesarios después de una extracción.

 

Cuidados después de la extracción

  1. Controlar la hemorragia

Después de una extracción es normal que se presente el sangrado, el cual puede durar poco tiempo hasta algunas horas. Para controlarlo, lo más recomendable es morder una gasa antiséptica empapada en agua fría o una bolsa de té húmeda.

Puedes repetir la acción hasta que deje de sangrar, si continúa pasadas varias horas y es excesivo, acude al médico para recibir la valoración más adecuada.

  1. Colocar algunas compresas con hielo

La colocación de algunas compresas con hielo en el lado de la cara de la extracción, te ayudarán a reducir la hinchazón. Es recomendable aplicarlas durante 5 minutos, descansando 15 minutos, realizando esta acción de forma sucesiva durante 2 horas.

  1. Tomar el medicamento 

Lleva al pie de la letra la lista de medicamentos que el dentista te ha prescrito tomar, tales como antibióticos y antinflamatorios. Los cuales te ayudarán a evitar infecciones y reducir las molestias durante las primeros días después haberte realizado la extracción.

Este es uno de los mejores cuidados  que debes llevar a cabo, evitando que tu recuperación se pueda complicar y necesites atención adicional del dentista.

  1. Evitar alimentos restringidos

Lo más recomendable es evitar comer alimentos durante las dos primeras horas. Posteriormente puedes tomar alimentos líquidos y/o blandos durante los 2 primeros días, sin incluir aquellos que sean pegajosos.

  1. Dejar de fumar

Las sustancias tóxicas que contiene el humo del cigarro así como la acción de inspirar, irritarán y afectarán la cicatrización, causando que el coágulo se remueva de la herida que se produjo por la extracción. Por tanto, en caso de que fumes, se recomienda no hacerlo durante al menos 1 semana.

  1. No usar esa zona

Cuando empieces a optar por alimentos blandos, es fundamental que mastiques por el lado donde no se haya realizado la extracción, para evitar remover el coágulo al comer. Además, es fundamental evitar los alimentos o bebidas calientes, que pueden causar una mayor hemorragia, y alimentos duros o crujientes.

  1. Mantener una correcta higiene bucal

Durante las primeras 12 horas no debes de enjuagar tu boca hasta pasado ese tiempo, después del segundo día podrás lavar tus dientes con una pasta dental suave, cepillando muy despacio la zona donde se realizó la extracción y a su alrededor, para que no se acumule placa, y evitar residuos o bacterias que provocan el mal aliento.

Ahora que conoces más de los cuidados después de una extracción, podrás tener una pronta recuperación y mejorar tu salud bucal de forma rápida llevando a cabo algunos de ellos.

En caso de tener mayores molestias, te recomendamos que visites a un especialista dental. 

COMIDAS Y BEBIDAS BENEFICIOSAS Y PERJUDICIALES PARA TUS DIENTES

La alimentación tiene una gran importancia para nuestra salud general y nuestra salud bucodental. Por ello recordaremos algunos consejos sobre algunos de los mejores y peores alimentos que recomendamos.

 

Alimentos beneficiosos para tus dientes

Los alimentos que enumeramos a continuación deben estar presentes en el día a día de aquellos que quieran mantener una salud dental adecuada, sin exceder su consumo, y adecuando el uso de estos a las necesidades que tengamos:

Leche y yogures: Los productos lácteos son una importante fuente de calcio (indispensable para la reparación del esmalte).

Contiene Fosfatos y vitamina D, lo que aumenta su beneficio sobre dientes y huesos. Los lácteos son sustancias básicas, lo que quiere decir que contrarrestan el efecto de los ácidos en la boca y ayudan frente a la caries y la erosión dental.

Queso: Posee alto contenido de caseína, la cual es una fosfoproteína con capacidad remineralizante (empleada como principio activo frente a caries en algunas pastas y geles de recomendación profesional).

Chicles/ caramelos sin azúcar y con xilitol: Este edulcorante natural, extraído de la madera del abedul, tiene importantes efectos anticariogenicos y bacteriostáticos, reduciendo las bacterias orales más relacionadas con la caries y disminuyendo así la formación de la placa bacteriana.

Agua: Si no estamos correctamente hidratados, nuestro organismo empieza a ahorrar agua, y por lo tanto va a producir menor cantidad de saliva. Una persona que tiene boca seca tiene mayor riesgo de presentar caries, enfermedad de las encías, infecciones orales, entre otras. Por lo tanto lo recomendable es consumir aproximadamente 2 litros de agua diario.

Semillas y frutos secos: Son ricos en vitaminas y minerales. Las almendras, avellanas y pistachos destacan por su alto contenido en calcio, y las semillas de girasol, sésamo y piñones destacan por su contenido en magnesio. Por estas características son las meriendas recomendadas.

Verduras de hoja verde: constituyen una importante fuente de calcio y fibra, verdura tales como las espinacas, alcachofa, acelgas, brócoli. Por su alto contenido en fibra requiere de una masticación prolongada, aumentando asi la formación de saliva.

Frutas y verduras crudas: se recomienda comer 1 fruta o verdura de textura consistente diaria, ya que con ellas se tiene un efecto barrido de la placa bacteriana.

Te: él te a la vez que nos mantiene hidratados nos aporta flúor y polifenoles, con acción antibacteriana. Debido a sus antioxidantes él te mancha con facilidad los dientes, pero con una higiene bucal correcta y acudiendo a nuestro dentista periódicamente, no hay de qué preocuparnos.

 

Alimentos perjudiciales para tus dientes

La lista de alimentos perjudiciales no se trata de una prohibición de consumo de los mismos, sino que si nos preocupa nuestra salud dental, debemos consumirlos con moderación y siendo conscientes en todo momento del efecto que producen en nuestra salud dental:

Dulces: Son los más cariogenicos de todos los alimentos ya que contienen sacarosa (a partir de ella las bacterias orales producen acido). Añadimos que estos dulces por lo general son de textura pegajosa y se ingieren de manera aislada, incrementa el riesgo de caries. Es por ello que debemos cepillarnos los dientes luego de comerlos.

Refrescos, zumos industriales y bebidas energéticas: También contienen gran cantidad de sacarosa. Los refrescos tiene variedad de ácidos muy agresivos, tales como: carbónico, cítrico, fosfórico. Estos Ácidos son capaces de disolver progresivamente el esmalte.

Cítricos: Este grupo de frutas que contienen su acido característico, tienen la propiedad de desmineralizar los tejidos duros del diente.. Los cítricos son responsables de la erosión dental, exposición dentinaria, y es por ello que se asocia también a la hipersensibilidad dental. Es por ello que se recomienda tomarlo con pajita y esperar 30 minutos para luego cepillarnos los dientes después de tomar el zumo.

Vinagre: el ácido acético contribuye al deterioro del esmalte. Los vinagres dulces disimulan el ácido del vinagre, pero lo contienen igualmente, además de ganar azucares. Es por ello que se recomienda emplear vinagres muy líquidos que las reducciones.

Vino: Es uno de las bebidas que más puede teñir debido al contenido de taninos, además de las uvas oscuras, destaca la granada. El vino blanco por su parte, no posee la capacidad de manchar pero es bastante más acido

Alcohol: Afecta indirectamente, ya que deshidrata la boca y reduce para capacidad defensiva de la saliva. Además de ellos incrementa el riesgo de cáncer bucal. El alcohol y el tabaco actúan de manera sinérgica.

Alergias en Odontología

Las alergias en Odontología generalmente constituyen reacciones de hipersensibilidad retardada a materiales dentales.

Aunque se ha considerado que las verdaderas alergias a materiales dentales son raras, en la actualidad estas reacciones alérgicas van en aumento. Existe, incluso, gran cantidad de literatura que demuestra que ciertos materiales las producen y manifiestan sus signos y síntomas en la mucosa y piel, tanto de los pacientes como del personal clínico. Sin embargo, no se puede eliminar el uso de los materiales, ya que estos casos no son generalizados.

El tipo de reacción alérgica en Odontología se presenta como una lesión en piel o mucosa en un sitio localizado, después del contacto con el material (alergeno).

La capacidad para producir la sensibilidad por contacto, se produce por la simple unión entre el alergeno químico (material) y las proteínas, especialmente las de la epidermis y mucosa oral, y no tiene porque estar asociados a anticuerpos circulantes.

TIPOS DE HIPERSENSIBILIDAD ALÉRGICA:

Se da en piel. Existe un período de latencia, de por lo menos cinco días entre el primer contacto con el alergeno y la capacidad de reaccionar en el sitio o a distancia del contacto.

La dermatitis de contacto se manifiesta por sensación de quemazón y picazón en el sitio contacto, seguido por la aparición de eritema y vesículas, las cuales se rompen, y aquí la erosión puede ser mas extensa y ser susceptible de una infección secundaria.

Las manifestaciones orales se conocen como estomatitis de contacto (o estomatitis Veneata). Presenta inflamación y edema de la mucosa acompañada de una severa sensación de quemazón, vesícula que evolucionan a úlceras, eritemas, edemas y pápulas se presentan en las reacciones mas severas, así como también ampollas exudativas.

La estomatitis puede ser menos frecuente que la dermatitis. Esto se puede explicar por la lubricación, digestión y acción de limpieza de la saliva.

Factores protectores: 

Los métodos para el tratamiento de las alergias incluyen un manejo sintomático, desensibilziación y eliminación del contacto con el factor alergénico.

Lo importante no es hacer tratamiento, sino prevenir la aparición de estas manifestaciones, que como ya está claro, se da por contacto y no por anticuerpos circulantes.

Por lo tanto, se recomienda para el personal clínico y auxiliar, el uso de guantes durante el dispensado y manipulación de los materiales, disminuyendo así el contacto con el posible alergeno. Y, a nivel oral, directamente en el paciente, el uso exclusivo de éstos en las superficies dentarias, y en la medida de lo posible, utilizar siempre aislamiento absoluto, y proporcionarlos en la cantidad adecuada sin derramamientos. En los casos en que el material tenga que estar en contacto directo con los tejidos orales (lengua, carrillos, etc) se debe tener la precaución de observar los tejidos para verificar que están completamente sanos y libres de laceraciones.

Otro elemento importante, es hacer una concienzuda anamnesis a los pacientes acerca de la hipersensibilidad a materiales dentales, procedimientos dentales e incluso a metales, y eczemas seguidos, por ejemplo, al uso de joyas, como parte esencial de la historia clínica.

DERMATITIS DE CONTACTO CAUSADA POR PRIMERS DENTALES:

Los signos y síntomas más frecuentes que se presentan cuando la piel entra en contacto con estas substancias son: el color, eritema, inflamación y prurito; en los casos más graves y avanzados se presentan también trastornos gastrointestinales como diarrea y náuseas. Ya existen casos reportados como enfermedad profesional.

Pero, el mayor factor de riesgo que involucra este tipo de reacción se da porque no necesariamente se tiene que estar en contactos directos con la substancia, o tener el antecedente de hipersensibilidad, sino porque los guantes de látex son permeables a estas soluciones y los dedos del odontólogo en contacto con ella.

A esto se suma otro factor agravante: que generalmente, el profesional, personal auxiliar y estudiantes, con mucha frecuencia, se lavan las manos con jabones detergentes o antisépticos lo que origina resequedad de la piel. Además, las grietas en las manos favorecen este proceso.

A nivel del paciente, la principal causa se presenta por derramar líquido en exceso directamente en mucosa o a veces en labios y piel perioral, y porque no se tiene la precaución de aplicarlo ligeramente en la superficie que se requiere y al secar agresivamente el aire desplaza la substancia, ya sea al mismo paciente o incluso al odontólogo.

El manejo, más adecuado para disminuir, e incluso, evitar por completo este riesgo, está en la manipulación de la estricta cantidad requerida para el procedimiento. Cualquier exceso que obligue el contacto con la piel o mucosa puede originar la dermatitis, aclarando también, que el uso de guantes y aislamiento no son total garantía, porque ellos son permeables a estas substancias, que en su composición son ácidos y tienen elementos volátiles.

IMPLICACIONES DE LA DERMATITIS DE LAS MANOS PARA EL PERSONAL DENTAL

La dermatitis en manos es reconocida como una enfermedad ocupacional en los odontólogos, personal auxiliar y estudiantes, quienes se encuentran en alto riesgo

ALERGIA A GUANTES DE LATEX

Las personas con dermatitis son particularmente vulnerables al desarrollo de reacciones alérgicas por el roce con el látex.

La alergia al látex es una reacción tipo I mediado por Ige, que se presenta con un prurito y rubor, hinchazón por contacto local directo, y en casos avanzados graves y a distancia, puede presentar edema facial, conjuntivitis, desmayos y shock anafiláctico, y otras manifestaciones atípicas.

También se puede presentar en pacientes que continuamente están en contacto con látex por frecuentes cirugías.

Factores protectores: Se pueden tomar medidas que permitan conocer el riesgo haciendo una exhaustiva historia clínica al personal que quiera ingresar a trabajar en el área, sobre antecedentes personales y familiares de alergias para saber si tiene la predisposición al desarrollo de éstas.

Se debe enseñar a las personas involucradas el completo conocimiento de las dermatitis, y reconocimiento de las dermatitis, y recomendar una excelente desinfección de manos, guantes que no sean específicamente de látex e incluso impedir el contacto del guante con la piel mediante otro material (guante de tela).

ALERGIAS A RESINAS

Las restauraciones con resinas (acrílicas y resinas compuestas) pueden desencadenar reacciones alérgicas en la mucosa oral, con características definidas, por ejemplo, se puede hablar de estomatitis protésica por contacto, cuando una sintomatología dolorosa de los tejidos en contacto con el alergeno se presenta, observándose el área roja brillante e hiperémica y edematosa, con sensación de ardor, prurito y alteración del gusto.

Algunos casos, pueden no ser tan severos y sólo por un corto período después de la inserción de la prótesis. Estos casos se pueden presentar por el monómero de la resina que no es sometido a altas temperaturas para su endurecimiento, y también cuando polimerizándose bajo calor no se hace la técnica adecuada, y que dan radicales libres del monómero produciéndose una reacción insuficiente de los radicales del monómero con el polímero, y éstos quedan en contacto con la mucosa bucal.

La resina acrílica en contacto con la flora bucal se vuelve porosa y este componente bacteriano unido a la escasa secreción salival que está recibiendo la prótesis forma una esponja de gérmenes; incluso, puede asociarse también a infección por cándida albicans, cuando hay alteraciones del sistema inmunológico del paciente y sus defensas están disminuidas.

En cuanto las resinas compuestas, la etiología de la reacción alérgica se presenta porque en las resinas activadas por la luz y activadas químicamente se encuentra el formaldehído; cuando hay deficiencias en la polimerización total, esta substancia puede quedar en contacto con los tejidos orales y desencadenar la reacción alérgica.

ALERGIAS A MATERIALES DE IMPRESIÓN

La probabilidad de alergias y reacciones tóxicas a materiales de impresión o a sus componentes es baja, pero existe.

Los materiales de impresión, como los poliéteres, son los que han reportado ser causantes de problemas alérgicos, principalmente por el contacto con la piel de la pasta catalizadora (por su componente de Ester de Sulfuro aromático).

Las precauciones que debe tener el odontólogo o auxiliar consisten en una excelente manipulación para lograr una perfecta combinación de la pasta base catalizadora; y recordar, además, que está comprobado que trazos en la pasta catalizadora con contacto con la mucosa oral o piel es el causante desencadenante de la reacción alérgica en el paciente y en el personal dental, porque durante su preparación la piel de sus manos puede estar expuesta a este contacto. Incluso, se recomienda el uso de guantes para aquellos materiales en que está indicado y que no inhiban su polimerización.

El odontólogo debe estar alerta a cualquier signo que presente el paciente, como ardor, prurito, enrojecimiento de la mucosa, principalmente, y también de otros síntomas ya un poco más severos.

ALERGIAS E HIPERSENSIBILIDAD A PRODUCTOS QUE CONTIENEN EUGENOL

El óxido de zinc y eugenol (eugenolato de Zinc) es uno de los materiales más conocidos que contienen Eugenol. Es muy utilizado como restaurador temporal y en conductos radiculares. Pero, el Eugenol es altamente soluble en medios húmedos (saliva) y, a su vez, se desprende óxido de zinc de la restauración. La saturación del ambiente oral por este producto puede causar citotoxicidad, y se presenta una respuesta inflamatoria de la mucosa, aunque en algunos casos sólo es hipersensibilidad pasajera.

ALERGIAS A METALES

Los metales como Níquel, Cromo, Cobalto y Platino son ampliamente utilizados en Odontología en aleaciones propias para procedimientos de Prostodoncia y aparatos de Ortodoncia, pero pueden ocasionar dermatitis alérgica de contacto, ya que una vez en la boca, en contacto con la mucosa oral, hay evidencias de absorción intraoral.

Algunos metales con los cuales se presentan frecuentemente alergias:

Níquel

Es una causa muy común de dermatitis de contacto alérgica, tanto en el uso odontológico cono a nivel industrial.

A nivel odontológico se utiliza aleación con níquel para puentes fijos y aparatos de Ortodoncia (aleaciones de níquel y cromo).

Se ha comprobado que el níquel produce dermatitis de contacto, mayor que otros metales combinados, así solo sea usado en una pequeñísima cantidad (1.5%). Esto se debe a que la corrosión de las aleaciones con níquel libera níquel que es acumulado en los tejidos adyacentes, aunque esta liberación del metal no es proporcional al contenido del níquel en la aleación.

Las reacciones clínicas que se producen por el níquel incluyen edema de los párpados, inflamación y fisuras de los labios, eczema crónica de mejillas y manos. Además, se pueden producir lesiones en otros sitios como brazos, piernas, cuello y cara. También pueden contaminarse fácilmente las lesiones en las manos por el sudor.

Cuando se presentan estos síntomas, se supone que el paciente tiene una sensibilidad previa al níquel, y que si se utiliza este material en Odontología hay una absorción intraoral del mismo, lo cual produce una exacerbación.

Como ya está comprobado que el níquel produce dermatitis alérgica de contacto en los pacientes, lo ideal, como factor preventivo, es hacerle una adecuada anamnesis al paciente, especialmente aquellos que son alérgicos a joyas que tienen níquel en su constitución y que por lo tanto, van a presentar problemas si se usa cualquier aleación que contenga níquel.

Lo anterior, se presenta principalmente a nivel del paciente, ya que el odontólogo relativamente tiene poco contacto con el metal, pero a nivel industrial también puede ocasionar problemas.

Cromo

A diferencia del níquel este metal no parece ser potencialmente alergénico. Se ha encontrado que puede causar dermatitis de contacto con severa irritación de la piel, a nivel industrial, por exposición al uso de detergentes, blanqueadores, cremas, lociones, rasuradoras, fósforos y catgut chromado.

Sin embargo, no se han encontrado aleaciones, por ejemplo Ag Cr. usadas en joyería que produzcan dermatitis de contacto; pero hay estudios que muestran que en unión con el níquel siempre hay reacciones alérgicas.

A nivel odontológico, entonces, lo ideal es hacer una anamnesis adecuada para determinar antecedentes alérgicos al níquel; cuando se intente usar la aleación níquel-cromo, se debe tener en cuenta que también el cromo puede ser potencialmente alergénico en unión con el níquel.

Cobalto

Es biocompatible en ausencia del níquel y berilio. Estos últimos, industrialmente son muy nocivos; por ejemplo, el berilio es altamente carcinógeno.

Existen historias individuales de alergias en pacientes que reportan alergias aún al oro y platino, a pesar de ser estos metales precioso, e incluso también al mercurio.

Entonces, lo ideal es una anamnesis completa para descartar alergias a metales; también se recomienda, que antes de cementar una estructura metálica en boca se deje ésta provisionalmente para observar algún tipo de reacción alérgica, aun si el paciente no ha manifestado antecedentes.

Las aleaciones de níquel-cromo y cromo-cobalto han permitido la realización de tratamientos odontológicos económicos y con buena calidad, pero siempre en su biocompatibilidad por la presencia en su composición de elementos químicos potencialmente patogénicos.

Además, cuando se habla de posibles reacciones alérgicas a metales preciosos, éstas se pueden presentar, ya que la fluorescencia con rayos X ha detectado la presencia de impurezas, como trazos de hierro, en todas las muestras, y en las aleaciones alternativas se han encontrado trazas de zinc en muestras de aluminio y trazas de níquel en muestras de cobalto.

La presencia de estas impurezas puede ser la causa de la sensibilización de los pacientes.

 

A empezar con fuerza la semana 😉

 

Feliz lunes 🙂

 

NOS VAMOS DE PUENTE !!

Nos vamos de puente pero…. volvemos con las pilas cargadas el lunes, día 16 de octubre!!

 

Disfrutad estos días, sin olvidar la importancia de seguir manteniendo una adecuada higiene bucal, sin descuidar nuestros hábitos diarios !!

 

Sanz Dental