EDENTULISMO

El edentulismo es la pérdida parcial o total de los dientes , no es un problema solo de las personas de edad avanzada, se produce de forma progresiva a causa de traumatismos, enfermedades periodontales, caries, una deficitaria higiene oral y especialmente por no visitar al odontólogo regularmente para mantener la salud bucodental y restaurar o reponer las piezas perdidas.

La causa del edentulismo puede ser congénita o adquirida. Los edentulismos congénitos totales son una manifestación de los síndromes congénitos muy graves y, generalmente, no compatibles con la vida. Sin embargo, la ausencia congénita de algún diente es más habitual. El edentulismo adquirido, es decir la perdida de dientes durante nuestra vida es un hecho más común que el edentulismo congénito y suele ser secundario a procesos como caries, patología periodontal o traumatismos.

El edentulismo total o un importante edentulismo parcial conlleva importantes alteraciones estéticas. Pudiendo disminuir la autoestima, inducir alteraciones en la pronunciación de las palabras, en la función masticatoria y en la articulación temporomandibular. Estas consecuencias estéticas se hacen mucho más evidentes cuando el edentulismo afecta al frente anterior. Los cambios derivados de la omisión en la restauración de las piezas ausentes los describió Kelly en 1972 y se han englobado en el síndrome combinado que lleva su nombre.

Este Síndrome combinado de Kelly se manifiesta en aquellos casos donde la ausencia de dientes naturales afecta al maxilar superior. Ello conduce a una reabsorción acelerada en el maxilar superior y, como consecuencia de ello, la mandíbula experimenta una rotación en sentido antihorario buscando reposicionarse respecto al maxilar superior. Esta reposición se ve cada vez más dificultada por la reabsorción ósea. Las consecuencias finales son la protusión del mentón mandibular, la disminución del tercio inferior de la cara, el hundimiento del labio superior y el aumento de la anchura de la boca.

Consecuencias del edentulismo o la falta de dientes :

  • La pérdida de dientes altera las funciones de sistema estomatognático, como es la masticación, la fonética y la estética.
  • En el caso de la función masticatoria puede conllevar a una variación de dieta por parte de la persona, forzando a nuevas prácticas alimentarias determinadas con un mayor consumo de alimentos blandos y fáciles de masticar, ocasionando restricciones dietéticas y comprometiendo el estado nutricional de la persona
  • Otra de las consecuencias del edentulismo que debemos considerar es el desplazamiento de los dientes restantes, una situación que no solamente puede causar problemas en la funcionalidad de nuestra boca ya que además habría que hablar de los problemas estéticos que supone esta situación.
  • Los problemas relacionados con la estética como es la reabsorción progresiva del hueso, situación que conlleva una transformación del rostro dándole un aspecto más envejecido. Además, esta pérdida del hueso puede dificultar la colocación de un implante o prótesis.

Tratamiento del edentulismo

  • La prevención del edentulismo, sin embargo, es sencilla, ya que, además de mantener una meticulosa higiene bucodental a lo largo de la vida, basta con visitar regularmente al odontólogo o cada vez que se tiene un problema (caries, enfermedad periodontal, etc.). Y, por supuesto, reponer todas las piezas dentales que sean extraídas o se pierdan.