Encías sanas: cinco consejos básicos útiles

Unas encías sanas son fundamentales para mantener una adecuada salud bucodental. Las encías son el tejido interior de la boca que recubre las mandíbulas y ayudan a la sujeción de los dientes. Por ello, desempeñan un papel de vital importancia en el funcionamiento de nuestra  dentadura.

 

Consejos para mantener tus encías sanas:

Para ayudarte a mantener unas encías sanas te proporcionamos cinco consejos útiles que te pueden ayudar a mantener la salud de tus encías evitando el tener que padecer las consecuencias de las enfermedades  que pueden afectar a las encías:

 

1.- Mantén una correcta Higiene bucodental:

Una adecuada higiene bucodental es el fundamento para tener unas encías sanas así como una buena salud bucodental. Para mantener tu boca sana te recomendamos que después de cada comida realices una limpieza de tu boca. Dicha limpieza  debe combinar el cepillado dental acompañado del uso de enjuague bucal y de hilo dental. De esta manera conseguiremos eliminar los restos de comida así como eliminar la placa bacteriana.

Muchas veces se centra el proceso de higiene bucal  en el cepillado de los dientes olvidando el resto de partes implicadas. Una correcta higiene bucal ha de tener en cuenta tanto la limpieza de los dientes como el de las encías y la lengua.

Como complemento a la higiene bucodental que debemos practicar en casa en el día a día es recomendable acudir de forma periódica a visitar a tu dentista en la clínica dental para complementar la limpieza diaria con una limpieza dental con técnicas profesionales.

 

2.- Emplea de productos  de higiene bucal adecuados:

Cuando realicemos la higiene bucal es importante que lo hagamos con los productos adecuados. Es un error el pensar que todos los dentífricos son iguales o el seleccionarlos en función de criterios tan poco adecuados como el sabor.  Lo mismo que se aplica a los dentífricos lo podemos aplicar a los enjuagues bucales.

Para elegir unos productos de limpieza bucal que sean adecuados nada mejor que consultar con los profesionales de la salud bucodental, los odontólogos e higienistas dentales, que te podrán asesoran que productos son los más adecuados para poder mantener unas encías sanas.

 

3.- Mantén una dieta sana rica en vitamina C:

La medicina preventiva se basa en dos pilares fundamentales: seguir unos adecuados hábitos de higiene combinados con una dieta equilibrada. Es esencial para mantener unas encías sanas. El incorporar alimentos  ricos en vitamina C resulta muy beneficioso para la mantener unas encías sanas puesto que juega un papel muy importante en la síntesis del colágeno, componente de nuestras encías

 

4.- Detección precoz de los problemas:

La detección precoz de los problemas es la mejor de las maneras para mantener unas encías sanas. Para ello hay que prestarle atención si queremos evitar posibles problemas de salud. Hemos de tener en cuenta los síntomas que nos indican que no tenemos unas encías sanas:

  • Inflamación: Hemos de fijarnos si tenemos las encías inflamadas o existe un cambio en la coloración habitual de las mismas.
  • Sensibilidad: Si al mantener los hábitos de higiene bucal  o al comer notamos que las encías nos causan molestias.
  • Sangrado: Hemos de fijarnos cuando realizamos el cepillado dental si se produce un sangrado en las encías
  • Resulta muy importante para volver a tener unas encías sanas el acudir al odontólogo, que realizará un diagnóstico profesional  y aplicará el tratamiento adecuado que nos pueda permitir volver a disfrutar de unas encías sanas.

 

5.- Acude a las revisiones periódicas:

Cuanto antes se detecta un problema de salud antes se puede empezar a poner solución.   Los problemas tratados a tiempo causan un menor impacto en nuestra salud y presentan un mejor diagnóstico.

Para prevenir y mantener unas encías sanas y evitar o minimizar las molestias caries dentales y el resto de enfermedades nada mejor que acudir a las revisiones periódicas con nuestro odontólogo.