Vuelta a la rutina ¡No descuides tu salud bucodental!

Después de la Navidad llega la vuelta a la rutina. El estrés diario y la falta de tiempo provocan que muchos pacientes descuiden su salud bucodental.

 

¿Por qué es tan importante?

La Navidad es la época de las comilonas y los dulces por excelencia. Además, en muchas ocasiones se come fuera de casa, o bien comidas que no son nada habituales: turrones, dulces… Todos estos excesos navideños también pueden pasar factura a nuestra salud bucodental. Por ello, la constancia en la vuelta a la rutina es esencial si queremos evitar complicaciones como la caries dental o bien las enfermedades periodontales.

La constancia es la clave de una sonrisa sana. De nada nos sirve tener el mejor cepillo si no lavamos nuestros dientes y encías después de cada comida. Entonces, ¿Cómo volver a la rutina con una sonrisa radiante?

 

3 Claves para cuidar tu sonrisa al volver a la rutina

  1. Ajusta tu alimentación

Toca volver a seguir una dieta equilibrada y olvidar los excesos. En este sentido es fundamental moderar el consumo del azúcar, la principal causa de la caries dental. Los alimentos muy azucarados generan ácidos que atacan al esmalte. También se recomienda evitar alimentos que manchan los dientes, como el vino tinto, el arroz negro y el café.

En caso de consumir este tipo de alimentos con frecuencia, es esencial potenciar la rutina de higiene oral para minimizar sus efectos.

  1. Rutina de higiene oral diaria

Lo más importante es que sea diaria. Como hemos señalado, la constancia es clave para evitar la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana entre dientes y encías. Para eliminar más placa muchos profesionales recomiendan el uso de cepillo eléctrico, ya que en comparación elimina más cantidad de placa bacteriana que el cepillo convencional. Pero también es importante escoger una pasta dental adecuada, que incorpore flúor.

Por otro lado no olvidemos que los filamentos del cepillo no consiguen llegar con eficacia a los rincones más difíciles de la cavidad oral. Por ello conviene invertir más tiempo en nuestra sonrisa mediante una buena rutina de higiene interproximal, mediante técnicas como el hilo dental o el enjuague bucal. Para los pacientes portadores de ortodoncia, se recomienda realizar este tipo de higiene con un irrigador bucal.

  1. Limpieza dental profesional

Después de los excesos navideños, ¿Qué mejor que comenzar el año con una sonrisa renovada?
La higiene bucal en la clínica es una buena opción para conseguirlo. La limpieza dental profesional permite eliminar los restos de placa y bacterias incrustados entre los dientes y las encías, que con el tiempo forman el sarro.

Por último (y no por ello menos importante) acudir a nuestro dentista de confianza con regularidad. Especialmente después de períodos vacacionales como la Navidad, en una revisión rutinaria podemos detectar los primeros síntomas de enfermedades bucodentales como la caries.