Cerrado por vacaciones de Semana Santa

Las clínicas Sanz Dental (Salamanca y Cantalpino) permanecerán cerradas desde mañana martes día 27 de marzo. El día 2 de abril estamos de vuelta. Feliz Semana Santa!

¿Se puede usar hilo dental con aparatos de ortodoncia?

Durante la ortodoncia es especialmente importante mantener una buena rutina de higiene diaria. Pero llevar aparatos como los brackets requiere adaptar las diferentes técnicas al tratamiento…

 

¿Por qué es tan importante pasar el hilo dental?

Especialmente en tratamientos como la ortodoncia, la seda dental es clave para eliminar los restos de comida y bacterias. Hay muchos restos que se acumulan entre las encías y los espacios interdentales, y con el tiempo se transforman en sarro, gingivitis… El desarrollo de sarro o infecciones puede complicar el tratamiento de ortodoncia. Con el hilo dental, podemos mantener a raya estos restos y conseguir una sonrisa más sana.

 

Claves para usar el hilo dental con brackets

Muchos profesionales recomiendan usar un hilo dental encerado. Los hilos dentales encerados son más efectivos si llevamos ortodoncia. Si usamos una seda dental sin cera, es más probable que se enrede entre aparatos como los brackets. Los hilos encerados facilitan la eliminación de placa bacteriana durante la ortodoncia. Se recomienda pasar el hilo después del cepillado. De este modo eliminamos los restos de los rincones donde no alcanza el cepillo. Hablamos de los espacios entre dientes, la línea de las encías…

 

¿Cómo mantener una buena técnica? La clave está en deslizar suavemente el hilo por encima del alambre para llegar a la línea de la encía, sin ejercer demasiada presión. En el caso de los niños, se recomienda ayudarles a pasar el hilo dental hasta que aprendan a hacerlo por ellos mismos. Si cada vez que se realiza esta técnica las encías sangran, es señal de que algo no va bien en nuestra salud bucodental. En este sentido es muy importante aprovechar las revisiones regulares con el odontólogo para comentar todas las dudas sobre la higiene con ortodoncia.

Pero no olvides que el hilo dental no es el único complemento del cepillado durante la ortodoncia. De hecho, una de las técnicas más recomendadas es la irrigación bucal. ¿En qué consiste? Se aplica un chorro de agua a presión para eliminar los restos de bacterias entre los dientes y las encías, la superficie dental… El enjuague bucal es otra técnica muy recomendada en la ortodoncia. Si tienes cualquier duda sobre la rutina de higiene oral con la ortodoncia, consulta con tu dentista de confianza.

Férulas dentales ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Actualmente existen diferentes tipos de férulas dentales y pueden solucionar todo tipo de problemas: posición de los dientes, bruxismo… Pero no todas las férulas son iguales. 

¿Qué son exactamente y cuál necesito?

Las férulas dentales son fundas que se adaptan a la boca del paciente. En algunos casos tienen un tamaño estándar y en otros están diseñadas a medida. Esto dependerá del uso que le demos a cada férula.

 

Existen diferentes tipos y aplicaciones de las férulas dentales.

  • Para tratar el bruxismo. En este contexto se conocen como férulas de descarga, ya que impiden la mordida y descargan la tensión que acumulamos al morder.  De este modo se evita la presión que provoca el bruxismo, un hábito que suele ser inconsciente y nocturno.

 

  • Para alinear la sonrisa. Es el otro uso estrella de las férulas: ortodoncia invisible.  La gran ventaja de este tipo de ortodoncia es que permite retirar los aparatos para la higiene y para la comida. Además, al ser invisible resulta casi imperceptible por los demás. Este tipo de ortodoncia es cada vez más solicitada por los pacientes, que quieren preservar la estética de la sonrisa durante el tratamiento.

 

  • Para blanquear los dientes. Este uso de las férulas es menos conocido. Consiste en llevar férulas bucales que blanquean los dientes de forma cómoda y rápida. Este tipo de blanqueamiento dental requiere un seguimiento profesional regular.

 

  • Para proteger la boca. Hay deportes de contacto que pueden provocar golpes y traumatismos en los dientes.  Para proteger la boca de estos golpes existen diferentes tipos de férulas de descarga; algunas se adaptan a la boca del paciente y otras están hechas a medida.

 

Cuidados de las férulas dentales

Llevar una férula de descarga requiere un tiempo de adaptación. Especialmente en los casos de ortodoncia, durante los primeros días es habitual sentir molestias o incluso roces en la boca. También pueden provocar un exceso de salivación. Pero en general acostumbrarse a las férulas no conlleva demasiados días. En todos los casos es fundamental cuidar las férulas a diario. La acumulación de placa bacteriana y bacterias en las férulas puede provocar infecciones en los dientes y las encías.

En este sentido conviene lavar las férulas periódicamente. Pero, ¿Cómo? Existen limpiadores efervescentes especiales para las férulas. También se pueden limpiar con un cepillo a parte. Si tienes cualquier complicación o duda con la férula, es fundamental acudir al odontólogo para que las revise.

¿Qué papel tiene la saliva en la salud dental?

Muchas veces no le damos a la saliva la importancia que tiene en la salud bucodental. Pero en realidad es clave para mantener una sonrisa sana.

 

¿Qué papel tiene la saliva en nuestra sonrisa? ¿Por qué es tan importante?

Se estima que un paciente adulto genera entre 1 y 1,5 litros de saliva cada día. Las alteraciones en las glándulas salivales son un problema a tratar en la consulta, como es el caso de la xerostomía o síndrome de la boca seca.

 

La saliva, clave para una sonrisa sana

Son muchas las funciones que hace las encías para mantener una sonrisa más sana:

  • Hace de lubricante, de modo que protege los dientes y las encías.
  • Puede arrastras los microbios y las bacterias que se alojan en la boca.
  • Tiene efecto cicatrizante. Complicaciones como las llagas y los roces cicatrizan antes gracias a la acción de la saliva.
  • Hace que podamos sentir más el sabor de la comida.
  • Regula el pH en nuestra boca.
  • Prevención de enfermedades bucodentales. La saliva ayuda a remover las bacterias y evitar todo tipo de enfermedades bucodentales. Caries dental, enfermedades periodontales… También ayuda a controlar el nivel de ácido producido por la placa dental.
  • Contribuye a la remineralización dental y refuerza el esmalte.

La saliva también puede ser clave para diagnosticar algunas patologías bucodentales como el cáncer oral, la diabetes o la enfermedad periodontal mediante el análisis de las bacterias.

 

Alteraciones salivales

Las alteraciones en la producción de saliva pueden alterar nuestra calidad de vida. ¿Cuáles son? La xerostomía, también conocida como síndrome de la boca seca, consiste en esta sensación continuada y subjetiva de sequedad bucal. Aunque es más frecuente en personas mayores de 50 años, afecta actualmente al 20% de la población y especialmente a las mujeres. En la mayoría de casos se debe a una disminución de la saliva que, con el tiempo, puede perjudicar nuestra vida diaria, causando molestias al hablar, masticar… Pero la xerostomía no se trata de una enfermedad, sino de una patología leve que puede llegar a ser muy molesta para quien la padece porque causa ardores e irritaciones en la boca. Puede producirse de forma puntual.

Otra alteración relacionada con la saliva es la sialorrea. Consiste en la producción excesiva de saliva. Aunque suele asociarse a los bebés, puede ocurrir en varias situaciones. En el caso de los bebés la sialorrea se debe a la formación de los primeros dientes. Pero también puede ser síntoma de enfermedades como la estomatitis. Por ello si notamos alguno de sus síntomas es importante consultarlo con el odontólogo.

Cómo influye la nutrición en la salud bucodental

La nutrición tiene un papel esencial en la salud de nuestro cuerpo y también en nuestra sonrisa. Los alimentos que comemos influyen en el desarrollo de caries, gingivitis… ¿Qué alimentos son más sanos y perjudiciales para mi sonrisa?

Algunos alimentos son muy recomendados para cuidar la sonrisa. Pero otros están directamente relacionados con el desarrollo de diversas patologías bucodentales. En general son aquellos alimentos menos recomendados para la salud.

 

¿Qué alimentos son más y menos sanos para mis dientes y encías?

 

Alimentos sanos para la sonrisa

Cada paciente tiene sus necesidades nutritivas distintas. Pero diversos expertos coinciden en que una dieta saludable para los dientes y las encías debería incluir los siguientes alimentos:

  • Frutas. Las frutas son ricas en vitaminas y muy saludables para nuestro cuerpo y nuestra salud bucodental. Además algunas frutas como las manzanas estimulan la saliva, esencial para remover las bacterias de la boca.
  • Verduras. Las verduras son ricas en fibra y ayudan a neutralizar la placa bacteriana.
  • Cereales. Se recomienda elegir cereales integrales, porque contienen más fibra y ayudan a combatir la placa bacteriana.
  • Lácteos. Ayudan a reponer los niveles de calcio y contribuyen a la remineralización del esmalte.
  • Pescado. Hay algunos pescados que incorporan flúor. Además, favorecen el mantenimiento óseo y las encías.
  • Té verde. Muchas infusiones contienen antioxidantes que benefician el organismo y los dientes. Pero cuidado: si no nos lavamos los dientes, con el tiempo pueden provocar manchas.

 

Alimentos perjudiciales para la sonrisa

  • Alimentos azucarados. El exceso de azúcar es una de las principales causas del desarrollo de la caries dental, la patología más extendida en todo el mundo. Caramelos, pasteles, galletas, golosinas… Estos alimentos son muy consumidos entre horas y entre los niños. Moderar su consumo será clave para prevenir la caries.
  • Ácidos. Los alimentos ácidos erosionan el esmalte. El resultado es un aumento de la sensibilidad dental al consumir alimentos muy fríos y calientes. Hablamos de alimentos como los cítricos, algunos zumos, el vinagre…
  • Alimentos con colorantes. Hay muchos alimentos que manchan los dientes. Los más consumidos son el vino tinto, los frutos rojos, el café… Son alimentos que provocan el desarrollo de manchan dentales, que sólo se pueden eliminar en la consulta.

 

Lo ideal es mantener una dieta equilibrada con cinco comidas diarias, y practicar ejercicio de forma regular. Pero no olvides que cualquier alimento que comemos puede provocar la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y las encías. Por ello es esencial cepillar los dientes después de cada comida. Pero el cepillado dental no es suficiente, así que conviene complementarlo con las principales técnicas de higiene interproximal. Por último, no olvides visitar a tu dentista de confianza una vez cada seis meses.

¿Gingivitis gestacional? ¿En qué consiste?

La gingivitis es una enfermedad periodontal que puede afectar a todo tipo de pacientes, pero que puede afectar especialmente a las mujeres embarazadas. Es lo que conocemos como gingivitis estacional.

¿En qué consiste?

Diversos estudios han demostrado que las enfermedades periodontales se dan con más frecuencia en etapas de alteraciones hormonales: pubertad, menopausia… y embarazo. Pero, ¿Conoces las enfermedades periodontales? Hablamos de la gingivitis y la periodontitis, dos patologías enemigas de nuestra salud bucodental. Ambas tienen un mismo origen, pero sus efectos son distintos y pueden comprometer la salud del diente afectado. La gingivitis gestacional es la que se produce durante la etapa del embarazo. Pero, ¿En qué consiste exactamente?

Las claves sobre la gingivitis gestacional

Las mujeres embarazadas son más propensas a desarrollar enfermedades periodontales, especialmente gingivitis. No obstante, los síntomas y el proceso de la gingivitis gestacional es el mismo que en cualquier otra etapa. En la mayoría de casos el origen es la acumulación de placa dental por la falta de higiene. Los principales síntomas que alertan de la gingivitis son la inflamación y el sangrado de las encías. Es muy importante intervenir en este punto, ya que de lo contrario la gingivitis evoluciona a periodontitis. Según diversos estudios la periodontitis puede estar relacionada con casos de parto prematuro. Además, en sus fases más avanzadas la periodontitis puede provocar la pérdida del diente afectado.

 

¿Cuáles son las causas de la gingivitis gestacional?

Contrariamente a lo que muchas pacientes creen, no es el embarazo en sí lo que provoca su desarrollo. Son los diversos factores relacionados con el embarazo que, en una gingivitis sin controlar, facilitan su desarrollo: los cambios hormonales, los vómitos típicos en esta etapa…

 

¿Cómo evitar la gingivitis gestacional? Lo más importante es realizar una buena prevención. Existen diversas pautas para conseguirlo:

  • Rutina de higiene bucodental. Es muy importante mantener la boca limpia y evitar la acumulación de placa bacteriana. ¿Cómo? La clave está en cepillar los dientes después de cada comida y completar el cepillado con técnicas como el enjuague bucal diario.
  • Dieta sana. Para prevenir las enfermedades bucodentales es esencial evitar el exceso de alimentos muy dulces y ácidos. Además, una dieta sana es clave para la salud durante el embarazo.
  • Cuidados con las náuseas. Los ácidos que provocan los vómitos son muy perjudiciales para los dientes y las encías.

Visitar al dentista. Se recomienda visitar al dentista en el primer trimestre del embarazo, y programar otra visita después del parto. Durante una etapa tan delicada como el embarazo, conviene cuidar la salud de la madre, incluidos sus dientes y encías