NOS VAMOS DE PUENTE, VOLVEMOS EL DÍA 5

NOS VAMOS DE PUENTE

(el día 2 de noviembre la clínica permanecerá cerrada)

VOLVEMOS EL DÍA 5

Disculpen las molestias

Causas y soluciones de los dientes amarillos

Tipos de manchas en los dientes

La coloración dental se puede presentar de diversas formas según el lugar en el que aparezcan. Estas son:

  • Manchas extrínsecas: Estas se observan en la superficie del diente, es decir, en el esmalte dental o parte exterior del mismo. Son mucho más fáciles de eliminar ya que son la acumulación de sustancias que colorean los dientes o pigmentos adheridos a ellos.
  • Manchas intrínsecas: Se producen en la dentina, que es la capa de marfil que se encuentra en la parte interna del diente. Si diagnóstico y tratamiento son un poco más complicados, pues se originan por sustancias que afectan la transmisión de luz a través del esmalte.

Causas de los dientes amarillos y sus posibles soluciones

¿Por qué la dentadura se torna amarilla?

Existen diversos motivos por los cuales los dientes pueden pigmentarse e ir tomando un tono amarillento. La mayoría de estos, son hábitos diarios que realizamos de forma inconsciente sin saber que pueden manchar nuestra dentadura.

A continuación, te decimos cuáles son las posibles causas de que tus dientes luzcan amarillos y opacos.

  • Genética

Muchas veces, la tonalidad amarillenta en los dientes es producto de condiciones genéticas. Cuando es así, es menos controlable la pigmentación, pues depende del ADN de cada paciente. Es un hecho que la placa dental es distinta en cada persona. Por lo que si tu salud bucal está en perfectas condiciones, entonces tu esmalte dental amarillento es por genética.

De igual forma, hay otros condicionamientos genéticos que producen la pigmentación dental. Por ejemplo, la dentinogénesis y amelogénesis imperfecta. Estas, son enfermedades congénitas que tienen esta consecuencia. Así como alteraciones endocrinas relacionadas con la glándula tiroidea. Todos estos condicionamientos tienen efecto directo sobre el tono del esmalte de tus dientes.

  • Hábitos alimenticios

Algunos alimentos y bebidas contienen pigmentos que tienen la particularidad de filtrarse en los poros de los dientes o en los canalículos dentarios, que conforman el tejido intermedio de la dentadura. Bien sea en forma líquida o sólida, el exceso de su consumo puede afectar la pigmentación natural de los dientes.

  1. Hay comidas que pueden disminuir el grosor del esmalte dental, por lo que interfiere en el color que refleja el mismo, haciéndolo lucir más amarillo. Entre estos alimentos, encontramos:Salsas como ketchup, mostaza, y otras utilizadas en la cocina común.
  2. Especialmente los que tienen colores fuertes como el balsámico.
  3. Ciertas especies con coloración como el curry.

Por su parte, las bebidas suelen tener mayor efecto en la coloración dental que los alimentos sólidos. Pues, tienen mayor facilidad para colarse en el esmalte y afectar su tono cuando se consumen en exceso. Estas pueden ser:

  • Café.
  • Vino tinto.
  • Té e infusiones.
  • Bebidas azucaradas o gasificadas con colorantes.
  • El agua de algunas zonas del mundo puede contener mayor cantidad de fluor, esta sustancia en exceso puede pigmentar la dentadura.

Recuerda que hay otros hábitos como el consumo de cigarrillo que también pueden afectar tu dentadura.

Envejecimiento

El proceso natural de envejecimiento va deteriorando todos los órganos, tejidos y estructuras óseas de nuestro cuerpo. Lo mismo sucede con nuestros dientes. Sumado a un desgaste diario que de produce desde que salen los primeros dientes hasta la muerte.

Con el pasar del tiempo, el esmalte dental se ve afectado por el desgaste y la desmineralización que sufren a diario los dientes. Por ello, las personas mayores tienden a tener una dentadura amarillenta, oscura y poco estética.

Tratamientos médicos

El consumo de antibióticos como la tetralicina pueden producir dientes de color pardo estriado. Al igual que algunos medicamentos para controlar la presión arterial y antihistamínicos.

Los enjuagues bucales medicados y algunos de uso diario también pueden producir pigmentación dental cuando se excede su uso. En algunos casos de endodoncia y traumatismos, el cambio de color se produce por la muerte del nervio del diente.

 

Soluciones para los dientes amarillos

Saber cómo reducir el tono amarillo de los dientes o cómo evitar la intensificación del color en ellos es muy importante. Pues esto nos ayuda a mantener una sonrisa sana y que luzca impecable.

Alimentación

Existen diversos alimentos que protegen y fortalecen nuestro esmalte dental. Por lo que tienden a mejorar el aspecto y a prevenir posibles manchas y desgastes naturales. Algunos de ellos son:

  • Brócoli.
  • Peras y manzanas
  • Lechuga
  • Zanahoria
  • Espinacas

Blanqueamientos dentales

Los blanqueamientos dentales son la solución perfecta para aquellos dientes que ya tienen aspecto amarillento. La variedad de tratamientos va desde algunos productos caseros a procedimientos profesionales.

Los más recomendados son los hechos por especialistas. Ya que garantizan resultados significativos en el aspecto dental cuidando muy bien de la salud bucal del paciente para evitar complicaciones.

Existen distintos tipos de procedimientos. Estos varían en precios y en resultados. Lo importante es escuchar las recomendaciones del dentista para no abusar de los blanqueamientos dentales

Tratamientos caseros naturales

Si bien no blanquean el esmalte dental como tal, ayudan a eliminar manchas superficiales, por lo que hacen que los dientes luzcan un poco más brillantes. Solo se debe tener cuidado con la frecuencia para evitar que el efecto sea negativo.

Por ejemplo, el popular cepillado con bicarbonato de sodio y limón. Este debe hacerse con moderación porque produce desgaste dental. Así como cepillar los dientes con fresas.

Correcta higiene bucal

Tener una higiene bucal adecuada desde pequeños previene las manchas por acumulación de sarro y el desgaste significativo y apresurado por la edad. Es por ello que es muy importante enseñar higiene bucal a los niños.

De esta manera, los procesos naturales son más lentos y menos agresivos para la dentadura. Así que cepilla bien tus dientes entre 3 y 5 veces al día, utilizando las técnicas correctas para evitar desgaste por cepillado.

 

El Kiwi y la salud bucodental

El kiwi y la salud bucodental están muy bien relacionados.

Algunos de los beneficios:

  • Y el kiwi es un generador de Vitamina C, con muy pocos competidores. ¿Sabías que el kiwi ofrece a nuestro cuerpo mucha más Vitamina C que incluso la naranja? Además, el kiwi también es muy rico en Vitamina E y A.
  • Hablando del aporte de vitaminas de esta exótica fruta, hay que tener en cuenta que una pieza de kiwi nos aporta en torno al 80% de la Vitamina C que necesita nuestro cuerpo a diario.
  • Cuida y refuerza el colágeno en el tejido de las encías, siendo muy importante en la lucha contra los problemas periodontales.
  • Mejoran en general el funcionamiento de los leucocitos contra las infecciones. El consumo de kiwi mejora el funcionamiento del sistema inmunitario, la circulación sanguínea, algo que sin duda mejora la salud de nuestras encías, por ejemplo

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pisa, recientemente galardonado con el Premio HM Goldman 2017, afirma que el kiwi tiene efectos beneficiosos para prevenir la inflamación de las encías.

La periodontitis aparece cuando ciertas bacterias alteran la microflora de la cavidad bucal. Si ésta no se trata como es debido puede conducir a la pérdida de los dientes. Para evitar llegar a padecer periodontitis  u otras enfermedades similares se deben seguir estos consejos: lavar los dientes cada día y acuradamente, usar seda, hilos o cepillos interdentales y mantener un control periódico de la boca en el dentista.

Los investigadores vieron que comer dos kiwis reduce la inflamación y el desprendimiento de las encías y los dientes y señalan que este efecto beneficioso sobre nuestros dientes se debe a la limpieza que ejercen sobre las raíces de debajo de las encías.

Aún así, los expertos insisten en que debemos realizar una o dos limpiezas bucales al año para evitar futuros problemas dentales.

Día Mundial del Cáncer de Mama

El cáncer es una enfermedad que afecta de forma considerable a gran cantidad de la población mundial, además de poder afectar de forma significativa cualquier parte de nuestro cuerpo, sin embargo, uno de los casos más relevantes son las mujeres que padecen cáncer de mama, las cuales se ven realmente afectadas, es por ello que el 19 de Octubre de cada año se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama, con la finalidad de dar un apoyo a estas mujeres que padecen la enfermedad.

HOY SANZ DENTAL AUN MAS ROSA, POR VOSOTRAS, VALIENTES Y LUCHADORAS. NUESTRO APOYO INCONDICIONAL.

 

Tips de salud bucal en la tercera edad

A pesar de mantener unos cuidados bucales óptimos, con el tiempo es inevitable que los dientes y encías tiendan al desgaste. ¿Qué patologías son más comunes en la tercera edad? ¿Qué cuidados bucales hay que mantener?

Uno de los principales inconvenientes en esta etapa es que los pacientes no acuden al dentista con regularidad. Según un estudio, sólo el 41% de pacientes mayores de 60 años acude a revisiones regulares al dentista. Pero revisar la salud bucodental en esta etapa es esencial, ya que el envejecimiento también afecta a las estructuras dentales. Pero, ¿Cuáles son las complicaciones bucodentales asociadas a la tercera edad? Estas son las más habituales en pacientes mayores de 60 años:

  • Caries dental. La enfermedad bucodental más extendida en todo el mundo con mayor frecuencia a los niños y los pacientes más mayores.
  • Enfermedades periodontales. En la tercera edad se multiplica el riesgo de desarrollar gingivitis y periodontitis.
  • Desgaste dental. Con el tiempo esmalte y encías tienden cada vez más al desgaste dental y le pérdida ósea, especialmente si se pierde un diente de forma prematura.
  • Pérdida dental. Son muchas las personas que en la tercera edad han perdido uno o varios dientes.
  • Medicamentos. El consumo de algunos medicamentos favorece la xerostomía, el síndrome de la boca seca.
  • Enfermedades. La diabetes, la osteoporosis, y otras enfermedades habituales en esta etapa también influyen en la salud bucodental.

 

¿Cómo prevenir todas estas patologías y mantener una buena salud bucodental en la tercera edad? Estas son algunas pautas para conseguirlo:

  • Higiene bucodental diaria. Muchos pacientes mayores son poco constantes con la higiene bucodental. Pero se trata de una etapa delicada en la que conviene potenciar el cepillado diario. Para evitar daños en el esmalte y las encías, recomendamos el uso de un cepillo con filamentos suave y el uso de técnicas sencillas.
  • Limpieza bucal profesional. Las higienes profesionales serán de gran ayuda para evitar la acumulación de placa dental entre dientes y encías.
  • Cuidar las prótesis. Las prótesis bucales requieren una limpieza exhaustiva y diaria para evitar riesgos en la salud bucodental.
    Visitar al dentista. A partir de los 60 años las revisiones son muy importantes para controlar el desgaste dental.
  • Estilo de vida sano. Para mantener una sonrisa sana en la tercera edad también es importante una dieta equilibrada, beber mucha agua y eliminar hábitos perjudiciales, como el tabaquismo o el consumo de alcohol.

¿Por qué debemos evitar un cepillado dental agresivo?

¡Error! Son muchos los pacientes que practican un cepillado dental fuerte con la falsa creencia de que eliminarán más bacterias.

¿Qué efectos tiene un cepillado dental agresivo y por qué debemos evitarlo?

El cepillado dental diario es la base de una boca sana. Para conseguir una higiene eficaz es importante usar un buen cepillo y una buena pasta dental, pero eso no es todo. La técnica de cepillado que usemos también condiciona la eficacia de la limpieza. En este sentido, mucha presión puede ser perjudicial para dientes y encías::

  • Retracción gingival. Consiste en la pérdida de tejido gingival, que provoca que el diente quede más expuesto.
  • Desgaste dental. El cepillado agresivo erosiona el esmalte y acelera su desgaste. Esto está directamente relacionado con la sensibilidad dental.
  • Sensibilidad dental. Suele ser consecuencia de la retracción de las encías y el desgaste. Consiste en la sensación de dolor intenso ante estímulos como las bebidas muy frías o muy calientes.
  • Enfermedad periodontal. Otra consecuencia de la retracción gingival. Una raíz al descubierto facilita la acumulación de placa bacteriana entre diente y encía, la principal causa de desarrollo de la enfermedad periodontal.

Tips para un cepillado óptimo

  • El primer paso es dejar de ejercer presión sobre los dientes y encías al pasar el cepillo. Pero es importante seguir una serie de pautas para evitar los efectos del cepillado agresivo sobre el esmalte y las encías.
  • Usar un cepillo de filamentos medio
  • A veces el efecto no viene por la presión que ejercemos, sino porque usamos un cepillo muy duro. En este sentido se recomienda usar un cepillo de dureza media y realizar movimientos menos agresivos sobre el esmalte. Se recomienda realizar movimientos giratorios y evitar la presión sobre el diente.
  • Encuentra tu técnica de cepillado

Existen muchas técnicas de cepillado dental. Un buen cepillado consiste en realizar movimientos verticales y rectos para limpiar los surcos gingivales con más profundidad. De este modo eliminamos más placa dental de la línea de las encías, algo esencial para prevenir la enfermedad periodontal.

¿Qué es la apnea del sueño y cómo afecta a mi sonrisa?

También conocida como enfermedad del sueño, la apnea del sueño puede tener graves efectos sobre la mandíbula y la cavidad bucodental.

 

¿En qué consiste exactamente y cómo se trata la apnea del sueño?

La apnea del sueño afecta con más frecuencia a pacientes mayores de 40 años, con algunas características concretas como sobrepeso, mandíbula pequeño, o bien obstrucciones nasales y alergias. También el historial familiar influye en la apnea del sueño. Se recomienda acudir al médico para un diagnóstico preciso de la apnea del sueño. Por otro lado, un estudio maxilofacial será clave para determinar las causas y tratar el problema de forma eficaz.

Esta complicación afecta a la respiración durante el sueño, que se ve interrumpida. Estas pausas pueden ser totales o bien ralentizan la respiración, y pueden durar entre segundos y minutos. Después de la pausa la respiración vuelve a la normalidad en forma de ronquido, en algunos casos el paciente nota la sensación de atragantarse. Como consecuencia, la calidad del sueño se ve afectada y cada vez es peor. ¿Por qué? Cada vez que la respiración se interrumpe el sueño pasa de ser profundo a liviano, lo que provoca que el descanso sea de muy mala calidad.

 

Estos son los síntomas de la apnea del sueño:

  • Cansancio durante el día.
  • Somnolencia.
  • Ronquidos y falta de aire.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor mandibular.

 

Cómo tratar la apena del sueño

La enfermedad del sueño es uno de los trastornos del sueño más frecuentes que existen, junto con el insomnio o el sonambulismo. En este caso, la solución puede pasar por un tratamiento odontológico:

  • Ajustar la postura. Algunas posturas como dormir sobre la espalda facilitan este problema. Si la apnea es leve, un cambio de postura puede ser suficiente para eliminar el problema.
  • Aparatos bucales. Existen férulas y dispositivos bucales que sujetan la mandíbula e impiden la mordida por tal de evitar el colapso de la vía respiratoria. En los casos más leves, las férulas bucales evitan los efectos de la apnea.
  • Cirugía. La cirugía en la vía respiratoria superior sólo se recomienda si los anteriores tratamientos no han eliminado los síntomas de la apnea. puede recomendarse cuando otras opciones de tratamiento no han logrado eliminar los síntomas de la apnea.

Osteonecrosis de los maxilares producida por bifosfonatos

La exposición de hueso necrótico maxilar o mandibular en pacientes tratados con bifosfonatos se está convirtiendo en un motivo de consulta cada vez más frecuente en nuestra clínica dental. Los bifosfonatos son análogos no metabolizados del pirofosfato, con afinidad por el tejido óseo. Actúan sobre los osteoclastos (a través de un receptor de membrana o de una enzima intracelular), inhibiendo su quimiotaxis, acortando su vida media, frenando su actividad e induciendo su apoptosis. Como consecuencia, detienen la reabsorción ósea.

  • Generalmente, están indicados para estabilizar la pérdida de masa ósea en mujeres postmenopáusicas con osteoporosis (vía oral). La administración intravenosa queda reservada a casos de metástasis ósea (principalmente de mama y próstata) y para corregir la reabsorción ósea o la hipercalcemia moderada-severa en casos de mieloma múltiple.
  • La historia de la enfermedad, típicamente comienza con una alveolitis postexodoncia refractaria a tratamiento, que progresa hacia una osteomielitis, con secuestros óseos, exposición ósea, inflamación y supuración.
  • Clínica y radiológicamente las lesiones recuerdan a las de osteoradionecrosis, con secuestros (formados espontáneamente o tras procedimientos invasivos) que pueden complicarse con infecciones secundarias.
  • Su patogenia radica en la interrupción de la actividad remodeladora osteoclástica y del recambio celular óseo, agravada por una insuficiencia vascular localizada como consecuencia de cambios isquémicos. Esta inhibición es parcial en caso de bifosfonatos orales, produciendo osteonecrosis raramente y solo en casos de altas dosis acumuladas tras largos periodos de tiempo; si se administran vía intravenosa, la inhibición osteoclastica es irreversible, produciendo apoptosis
  • Predomina en maxilar superior (38-80,5%); el 14-63% se localiza en mandíbula y el 5,5-23% en ambos.

Esta “epidemia” de osteonecrosis maxilar o mandibular por bifosfonatos ha generado confusión debido a la dificultad para curar por completo la enfermedad. El tratamiento óptimo de la osteonecrosis es controvertido, una de las pocas medidas efectivas es eltratamiento antibiótico aunque no esté bien definida la duración ideal del mismo. Se ha propuesto, su uso en forma de ciclos intermitentes o continuos para evitar la osteomielitis y prevenir sobreinfecciones en partes blandas. Clínicamente son eficaces controlando el dolor y la evolución de la enfermedad.

Se ha de considerar a todo paciente tratado con bifosfonatos (especialmente intravenoso) como susceptible de presentar osteonecrosis en caso de someterse a procedimientos odontológicos invasivos o a cirugía ósea maxilar o mandibular. La clave es realizar una adecuada planificación antes de comenzar tratamiento con bifosfonatos, de modo similar a los pacientes que van a someterse a radioterapia de cabeza y cuello. Es necesario anticiparse a los problemas odontológicos que podría tener el paciente a corto-medio plazo, solucionándolos con suficiente antelación para que, una vez instaurado el tratamiento con bifosfonatos la mucosa se encuentre integra y no exista ningún área de exposición sea.

Hábitos alimenticios para una sonrisa sana

Los alimentos que comemos influyen en nuestra salud bucodental, hasta el punto de blanquear los dientes o provocar caries. ¿Qué hábitos alimenticios seguir para conseguir una sonrisa más sana? ¿Qué alimentos es mejor evitar?

Mantener una dieta equilibrada es importante para sentirnos bien y mantener una buena salud. Pero una buena alimentación también puede ayudarnos a cuidar nuestra sonrisa. ¿Cómo conseguirlo?

 

Tips para una alimentación sana para tu sonrisa

Existen varias pautas a seguir para conseguir a nivel alimenticio para conseguir una sonrisa más sana y brillante:

  • Evitar los carbohidratos. Cualquier alimento que contenga carbohidratos contribuye a desarrollar patologías como la caries dental. Incluso el pan, en algunos casos, puede resultar más perjudicial que las golosinas.
  • Fritos y procesados. Estos alimentos se pegan a los dientes igual y además de favorecer la acumulación de placa bacteriana, pueden dañar los aparatos de ortodoncia.
  • Ojo con las bebidas. Lo ideal es mantenernos muy hidratados y beber mucha agua ya que estimula la salivación. Pero hay otros líquidos que favorecen la sonrisa, como la leche. La leche contiene calcio, fosfato y caseína, que fortalecen el esmalte. De hecho bebidas como el café y el té manchan menos los dientes cuando se toman con leche. Pero otras como el vino tinto pueden provocar manchas dentales.
  • ¿Qué picas entre horas? El hábito de picar entre horas está muy asociado a alimentos azucarados y ácidos, como las galletas, refrescos… ¿Por qué no sustituirlos por una pieza de fruta como la manzana? Nuestros dientes y encías nos lo agradecerán.

 

¿Qué alimentos debemos evitar?

En la dieta hay todo tipo de bebidas y alimentos ricos en ácidos que aceleran la erosión dental. En este sentido se recomienda moderar el consumo de bebidas como los refrescos, zumos envasados… Ya que provocan ataques ácidos al esmalte que pueden llevar a una caries dental. Lo mismo sucede con los alimentos azucarados, como las galletas, los caramelos, golosinas… El exceso de estos alimentos y la falta de higiene es la combinación perfecta para el desarrollo de caries.

¿Cómo evitarlo? La clave está en eliminar los restos de estas comidas y bacterias. Con el tiempo, los restos de cualquier comida se acumulan y forman sarro entre dientes y encías. Además de ser poco estético, el sarro favorece infecciones y sólo puede eliminarse mediante una higiene dental profesional. Por ello es esencial cepillarse los dientes después de cada comida y completar el cepillado con técnicas de higiene interproximal. Un truco que ayuda a neutralizar los efectos de los ácidos es masticar chicle sin azúcar.