CAPTA TODAS LAS MIRADAS

Los tratamiento con Ácido Hialurónico, harán  que tu sonrisa sea perfecta en todos los sentidos.

El relleno con ácido hialurónico es un tratamiento médico estético facial, que sólo lo puede realizar un especialista. Proporciona hidratación en los labios y zonas adyacentes, es una sustancia natural en forma de gel que se infiltra para fortalecer los tejidos y fibras. Esas pequeñas cantidades de gel serán reabsorbidas por nuestro organismo, los efectos tienen un límite en el tiempo, que dependerá de la capacidad de la persona en absorber el producto. Consiste en rellenar con el ácido hialurónico los pequeños surcos y arrugas que se han ido formando, devolviendo vitalidad a la zona, con un efecto rejuvenecedor.

Está muy recomendado para minimizar esas primeras señales de pérdida de elasticidad, firmeza y frescura de tu rostro que llegan con la edad. Con el paso del tiempo, nuestro propio cuerpo deja de producir ciertas sustancias, lo que hace que aparezcan esas temidas arruguitas gestuales antiestéticas alrededor de nuestros labios.
Los beneficios que puedes obtener con este tratamiento son muchos, entre ellos: 

– Hidratar y revitalizar la zona.

– Conseguir mejor apariencia y textura.

– Tener un mejor perfilado y aumento de labios natural.

– Aspecto más suave y rejuvenecedor.

– Los resultados son visibles desde la primera consulta, ya que se realiza de forma rápida, prácticamente indolora y no requiere anestesia.

– Posibilidad de rellenar las comisuras de alrededor de los labios, para conseguir una armonía estética en todo el rostro y no sólo de una zona.

Proporciona al paciente una gran satisfacción, al mirarse al espejo después de la sesión y notar los primeros resultados del relleno con ácido hialurónico.

 

 

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL CÁNCER INFANTIL

15 de Febrero

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL CÁNCER INFANTIL

NUNCA TE RINDAS 

VIVE 

SUEÑA 

Y LÓGRALO 

ESTE SAN VALENTÍN DA TU MEJOR BESO

¡ FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN !

Y RECUERDA …

ESTE SAN VALENTÍN DA TU MEJOR BESO

Cómo afectan las drogas a la salud bucodental

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una droga es toda aquella sustancia que, introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce una alteración del funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y, además, es susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o de los dos tipos.

Las drogas pueden clasificarse en legales (tabaco y alcohol) o ilegales. Dentro de estas últimas, se encuentran el cannabis (marihuana, hachís o aceite de hachís), los opiáceos (heroína), los estimulantes (cocaína y anfetamina) y las drogas de diseño (alucinógenos y éxtasis).

En España, el consumo de sustancias ilegales se ha mantenido relativamente estable en los últimos años. Un tercio de los adultos españoles admite haber consumido en algún momento de su vida alguna sustancia ilegal.

El cannabis, seguido de la cocaína, es la droga más utilizada, especialmente entre los adolescentes y los adultos menores de 35 años, y, aunque en los últimos 10 años su consumo se ha reducido, las cifras siguen siendo superiores a la de otros países de la Unión Europea. Según el Informe europeo sobre drogas 2018, un 7,2% de los adultos europeos ha consumido cannabis en el último año; un 1,1%, cocaína; un 0,8%, MDMA (3,4-metilendioximetanfetamina, consumida en forma de comprimidos [éxtasis], de cristal o de polvo), y un 0,5%, anfetaminas.

El consumo de drogas acarrea graves problemas de salud, entre éstos los que afectan a la cavidad oral, que variarán en función del tipo y la dosis de la sustancia consumida, del tiempo y la frecuencia del consumo y de las características individuales del consumidor:

  • Bruxismo
  • Cáncer orofaríngeo
  • Caries dental
  • Enfermedad periodontal
  • Erosión del esmalte
  • Leucoplasia (lesión blanquecina precancerosa)
  • Necrosis del paladar
  • Sensibilidad dental
  • Xerostomía (sequedad bucal)

Por todo ello, en caso de uso o abuso de estas sustancias, el consumidor debería extremar las precaucionese incrementar las medidas de higiene bucodental y la frecuencia de las visitas al especialista, para prevenir la aparición de complicaciones y diagnosticar a tiempo cualquier lesión que pudiera aparecer. La realidad, sin embargo, sobre todo cuando ya hay un problema de abuso, es muy distinta, porque suele haber un abandono general que lo agrava todo más. Buscar ayuda profesional para poder dejar estas adicciones lo antes posible es la mejor decisión que puede tomar toda aquella persona que haga un uso nocivo o un abuso de sustancias psicoactivas.

Las marcas radiológicas de la violencia doméstica

Los radiólogos pueden jugar un papel crucial en la identificación precoz de los signos de violencia de pareja a través de las imágenes

En la lucha contra la lacra que supone la violencia de género cualquier ayuda es bien recibida. Desde el campo médico, atención primaria, especialmente se hacen esfuerzos para detectar si los usuarios de los servicios médicos están sido sometidos a este tipo de violencia. Ahora tienen un nuevo aliado: los radiólogos.

Según un estudio que se publica en la revista «Radiology», estos especialistas pueden jugar un papel crucial en la identificación de los signos de violencia de pareja. Los radiólogos pueden localizar posibles patrones de lesión relacionados con la violencia y trabajar en estrecha colaboración con otros departamentos para brindar una atención especializada a las víctimas.

La violencia de pareja es un grave problema social y de salud pública prevenible que afecta a millones de personas en el mundo, especialmente mujeres. El término describe daño físico, sexual o psicológico por parte de una pareja o cónyuge actual o anterior.

La violencia de pareja es un grave problema social y de salud pública prevenible que afecta a millones de personas en el mundo, especialmente mujeres

«La radiología ha hecho contribuciones sustanciales a la detección de traumas no accidentales en niños, y la identificación de la violencia pediátrica es un componente esencial de la capacitación de un radiólogo; sin embargo, se sabe poco sobre el papel de las imágenes en la detección de la violencia de pareja», sostiene Bharti Khurana, investigador principal del estudio y radiólogo del Hospital Brigham and Women’s y de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (EE.UU.). «Las imágenes médicas pueden ofrecer pistas precoces de este tipo de violencia según la ubicación y el patrón de las lesiones nuevas y las antiguas».

 

Estudio

Los investigadores, para llegar a estas conclusiones, revisaron los registros médicos de 185 pacientes remitidos por el Departamento de Emergencias del Hospital Brigham and Women’s al programa de apoyo a la violencia de pareja durante 1 año y los compararon con un grupo control de 555 pacientes también atendidos en Urgencias. Los informes de todos los exámenes de imágenes de pacientes realizados en los últimos cinco años también fueron revisados.

Casi todas las víctimas de violencia de pareja eran mujeres (96%) y tenían una edad media de 34,2 años. En comparación con el grupo control, las víctimas de violencia se sometieron, de media, aproximadamente a cuatro veces más exámenes de imágenes en los cinco años previos. Las fracturas agudas y los hallazgos obstétricos / ginecológicos, como la pérdida del embarazo y la restricción del crecimiento intrauterino, se asociaron con mayores probabilidades de violencia doméstica, casi del doble o del cuádruple.

«Nuestro estudio sugiere que estos hallazgos comunes podrían ser indicadores de la existencia de violencia de pareja en un entorno de factores socioeconómicos específicos identificados previamente», señala la autora del estudio Elizabeth George.

Las imágenes médicas pueden ofrecer pistas precoces de este tipo de violencia según la ubicación y el patrón de las lesiones nuevas y las antiguas

El equipo de investigación descubrió, además, que las víctimas de violencia de pareja tenían más probabilidades de quedarse sin hogar (28%), tener un historial psiquiátrico (64%) o padecer un trastorno por abuso de sustancias (24%), en comparación con los pacientes que no había sufrido este tipo de violencia. Asimismo, observaron que el abuso físico era la forma más común de violencia entre parejas (84%), pero que los pacientes también se quejaban de abusos emocionales y verbales (44%). La agresión sexual se había producido en el 15% de las víctimas.

Khurana considera que «los radiólogos están en una posición única para compartir hallazgos imparciales de las interacciones de la víctima y el posible abusador». Alentados por los primeros resultados, los investigadores han ampliado el estudio para incluir especialistas en ortopedia, atención primaria, salud de la mujer, trabajo social y legal.

 

Sistema integrado

El objetivo final de la investigación es desarrollar un sistema integrado que use patrones derivados del análisis experto de las imágenes y datos clínicos que detecte y clasifique las lesiones y avise de forma automática a los médicos clínicos si las lesiones de un paciente tienen un nivel bajo o una probabilidad alta de ser el resultado de violencia de pareja.

En la siguiente fase del estudio, los investigadores planean usar el aprendizaje automático para reconocer los signos de la violencia de pareja y crear un sistema de alerta para una mayor confianza y solidez de los resultados, permitiendo a los proveedores de atención médica iniciar un diálogo con sus pacientes.

 

4 DE FEBRERO, DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

LA GENTE LUCHADORA Y VALIENTE ES LA QUE INSPIRA Y DA SENTIDO A LA VIDA 

¡MUCHO ANIMO VALIENTES!