,

CÓMO PREVENIR EL AUMENTO DE CARIES POR EL USO DE INHALADORES

En estas épocas de inicio de primavera son muchas las personas que sus alergias aumentan o el asma se agrava y tienen que ayudarse de inhaladores.

Es muy importante saber qué tipo de medicamento estamos  tomando y sus alcances en cuanto a los efectos secundarios que puedan provocar, ya que a nivel oral pueden perjudicar la salud de los dientes, por ello se debe tener precaución al respecto.
Es verdad que los inhaladores ayudan a mantener una vida más normal y aportan un respiro a las maltrechas respiraciones pero claro, también nos encontramos con algunos inconvenientes. Si no se usan estos aparatos de la manera adecuada pueden provocar una serie de consecuencias negativas para nuestra salud bucodental .
Los dentistas advierten el incremento del número de caries, no sólo por una deficiente higiene bucal sino también en personas que deben usar aerosoles para tratar patologías respiratorias. Existe una relación causa- efecto en este hecho porque el inhalador provoca efectos secundarios como la reducción progresiva de la segregación en la saliva y, en consecuencia se reduce la protección que ésta nos ofrece. Además de que los ácidos pueden atacar más fácilmente a las piezas dentales.

Cada vez que se usa un inhalador las partículas que entran en nuestra boca se depositan en las superfícies de los dientes y resecan mucho la boca.

La saliva tiene múltiples funciones; entre ellas tiene una función de proteger nuestros dientes.

Al producirse menos saliva por el uso del inhalador hace que la superficie de los dientes se reseque y queden expuestos a todos los elementos que nos entran en la boca a través de la respiración originándose así un medio propicio para la formación de caries.

El uso del inhalador no lo podemos evitar pero sí tener ciertos cuidados:

  • Enjuagarse inmediatamente tras el uso del inhalador
  • Beber mucha agua en aquellas épocas que necesitamos más el uso del inhalador de lo normal.
  • Revisar la boca en el dentista cada 6 meses.
  • Nunca cepillarse los dientes tras el uso del inhalador

Las medicinas están para curarnos pero a veces tienen unos efectos secundarios que con una buena información podemos evitar.

Una sonrisa bonita es una sonrisa sana. Para poder lucir una sonrisa repleta de confianza y seguridad debemos mantener una correcta y adecuada higiene bucal y estar a gusto con nuestra estética dental.

FELIZ VIERNES !

, ,

Salud bucal y quimioterapia

La quimioterapia es uno de los tratamientos más habituales para luchar contra la mayor parte de cánceres. Este tipo de fármacos actúa contra las células cancerosas pero también conlleva un gran número de efectos secundarios al dañar también células sanas. La salud bucal se perfila, pues, en este tipo de pacientes, aún más importante que en otros casos.

Los efectos de la quimioterapia pueden desencadenar problemas bucales que pueden ser evitados con cuidados periódicos y la ayuda del dentista.

No hay que olvidar que los tratamientos contra el cáncer provocan una disminución de glóbulos blancos y una debilidad sistémica reduciendo la capacidad de defensa del cuerpo frente a infecciones. Y la boca es una zona importante del cuerpo en donde dichas infecciones pueden aparecer, como la candidiasis o el herpes.

Es fundamental tener un enfoque multidisciplinario para el tratamiento oral del paciente, durante y después del tratamiento. El enfoque multidisciplinario se hace necesario ya que la complejidad médica de estos pacientes afecta la planificación del tratamiento dental, su priorización y el momento oportuno para el cuidado dental

El tratamiento de las complicaciones orales a causa de la terapia del cáncer comprende la identificación de poblaciones de alto riesgo, la capacitación de los pacientes, la iniciación de intervenciones antes del tratamiento y el manejo oportuno de las lesiones. La evaluación del estado oral y la estabilización de la enfermedad oral antes del tratamiento del cáncer son medidas críticas para el cuidado completo del paciente. El cuidado debe ser tanto preventivo como terapéutico para reducir al mínimo el riesgo de complicaciones orales y de otras complicaciones sistémicas relacionadas.

El efecto más común entre los pacientes sometidos a quimioterapia es la aparición de úlceras bucales o mucositis oral ulcerativa. Se manifiesta en la mucosa bucal, la lengua y los labios. Se produce una sensación de quemazón que puede llegar a ser molesta y dolorosa. Esa mucositis aumenta el riesgo de infecciones tanto de la boca como del resto del organismo.

Otra de las complicaciones más habituales

La higiene bucal se convierte en básica en pacientes tratados con quimioterapia. No hay que olvidar el cepillado habitual, incluyendo el hilo dental y los colutorios. Es especialmente importante en estos pacientes que los colutorios no contengan alcohol. Debido a la sensibilidad añadida, es buena opción dejarse aconsejar por su odontólogo sobre cepillos más suaves adaptados a la nueva situación.

Para luchar contra la sequedad es necesaria una hidratación continua a base de bebidas, en especial durante cada sesión de quimioterapia. Una cavidad oral húmeda e hidratada mantendrá la microbiota bucal en perfectas condiciones y se evitarán muchas infecciones.

Otra alteración bucal, más molesta que grave, es la alteración o incluso la pérdida del sentido del gusto debido al daño que puede provocar el tratamiento en los receptores del gusto situados en la lengua. Se suele recuperar una vez finaliza la quimioterapia.

Lo más recomendable es visitar al odontólogo antes de comenzar con el tratamiento de quimioterapia. En Sanz Dental revisamos el estado de la cavidad bucal, dientes y encías del paciente que se someterá a quimioterapia y  tratamos previamente cualquier patología que, una vez comenzado el tratamiento contra el cáncer, sería más difícil de tratar.

La dieta también es importante para ayudar a la salud bucal durante el tratamiento con quimioterapia. Se deben evitar alimentos con alta carga bacteriana, en especial los crudos (ensaladas, verduras…), ni frescos como yogur o queso así como los azucarados.

Tipos de efectos secundarios dentales y bucales por el tratamiento de quimioterapia:

  • Sequedad bucal
  • Saliva espesa
  • Cambios en el gusto
  • Llagas en la boca
  • Caries
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para masticar o para abrir la boca
  • Infección
  • Enfermedad ósea
  • Inflamación o dolor en el recubrimiento de la boca y la lengua

Cómo ya hemos mencionado anteriormente, muchos de estos efectos secundarios desaparecen poco tiempo después de que finalice el tratamiento, aunque algunos podrían ser duraderos o permanentes.

Cómo prevenir los efectos secundarios dentales o bucales

Acudir al odontólogo antes de iniciar el tratamiento contra el cáncer.

Tener una comunicación frecuente con el equipo de atención médica es, también, importante para prevenir efectos secundarios dentales y bucales.

Durante el tratamiento, los siguientes consejos podrían ayudar a mejorar la salud bucal y prevenir efectos secundarios:

  • Cepillar suavemente los dientes 2 veces por día y usar hilo dental regularmente.Intentar utilizar un cepillo de dientes suave. Preguntar a su dentista si debería usar un gel o un enjuague con flúor.
  • Evitar el alcohol y los extremos en la dieta. Comer alimentos blandos y templados. Los alimentos extremadamente calientes, fríos, picantes, ácidos o crujientes pueden irritar la boca. Controlar el consumo de azúcar. Las bacterias de la boca utilizan el azúcar para vivir, y este proceso produce el ácido que ocasiona las caries.
  • Promover una buena salud ósea. Consumir suficiente vitamina D y calcio todos los días ayuda a mantener su mandíbula y sus dientes fuertes y sanos. Los lácteos son buenas fuentes de calcio y, si son fortificados, de vitamina D. Otras opciones alimentarias pueden incluir zumos de frutas y cereales fortificados. Antes de tomar suplementos, es aconsejable consultar a su médico.

🙂

,

Repercusiones bucodentales de los trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios son un grupo de trastornos mentales caracterizados por un comportamiento alterado frente a la ingesta de alimentos y una obsesión por el control de peso como respuesta, en general, a una insatisfacción con la imagen corporal. La predisposición biológica (genética), la presión social, el entorno familiar o el carácter de la persona están implicados en el origen de estos trastornos que tienen consecuencias negativas nutricionales, físicas, psicológicas y sociales, y que pueden llegar incluso a poner en peligro la vida de las personas que los padecen.

  • La anorexia nerviosa, que afecta mayoritariamente a mujeres adolescentes, aunque cada vez hay más niñas prepuberales y más hombres que la sufren, se caracteriza por una preocupación desmesurada por la imagen corporal y un gran deseo de delgadez. Aunque anorexia, etimológicamente, significa pérdida de apetito, éste no suele ser es el caso de la persona con anorexia, de ahí que no sea infrecuente que intercale episodios bulímicos para intentar saciar su apetito. La restricción de alimentos a que se somete la persona con anorexia nerviosa no sólo provoca pérdida de peso, sino que tiene repercusiones generales, como alteraciones del ciclo menstrual (amenorrea o ausencia de menstruación), aislamiento social, disminución de la presión arterial, enlentecimiento del ritmo cardíaco, excesiva sensibilidad al frío, fragilidad de uñas y cabello, pérdida de masa muscular, etc.
  • La bulimia nerviosa, que también afecta especialmente a mujeres pero de edad algo más avanzada, se caracteriza por la ingesta descontrolada de grandes cantidades de comida seguida de sentimientos de culpa que llevan a la persona que la padece a poner en marcha conductas compensatorias (vómitos, diuréticos, laxantes y ejercicio físico desmesurado). La ansiedad, las cefaleas, la hinchazón de la cara o el abandono del cuidado personal son algunas de las manifestaciones generales de este trastorno.

Aunque la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa son los dos trastornos de la conducta alimentaria más conocidos, existen michos otros, como el trastorno por atracones (comida excesiva pero sin intento de purga) o la ortorexia (obsesión por la comida sana).

La anorexia y la bulimia nerviosas tienen también grandes repercusiones bucodentales, de ahí que el odontólogo puede desempeñar una función clave en el diagnóstico de un caso de trastorno de la conducta alimentaria.

Las erosiones dentales, especialmente en la cara lingual o palatina de los dientes anteriores, son una de las manifestaciones más características de las personas con trastornos de la conducta alimentaria, sobre todo en la bulimia, y se deben a la acción del ácido de los jugos gástricos del estómago al provocar el vómito recurrente. Es importante que la persona tome conciencia del daño que su conducta está provocando en sus dientes y que, además de solicitar la ayuda necesaria para curarse, tome algunas medidas adicionales para evitar que la erosión empeore:

  • No cepillarse justo después del vómito.
  • Enjuagarse con abundante agua antes del cepillado.
  • Utilizar productos con sustancias humectantes y que estimulen la salivación para disminuir la acidez bucal.
  • No abusar de zumos de fruta ácidos.
  • Huir de la ingesta de alimentos ricos en azúcares.

La pérdida del esmalte provocará también la aparición de hipersensibilidad dental.

La inflamación de las glándulas salivales, la queilitis (inflamación de la comisura labial) y la xerostomía (sequedad bucal) son otras de las manifestaciones bucodentales de las personas con bulimia nerviosa, quienes pueden padecer también, al igual que en el caso de la anorexia nerviosa, alteraciones periodontales, debidas a la escasa ingesta de nutrientes esenciales para un buen mantenimiento de los tejidos de soporte, y lesiones de los tejidos blandos (mucosas).

Estar atentos a todas estas manifestaciones puede ayudar a detectar a tiempo un trastorno de la conducta alimentaria, lo que repercutirá favorablemente en el pronóstico de unos procesos de evolución compleja y prolongada.

 

Vamos a por el lunes, feliz semana!!

 

,

IRRIGADOR BUCAL

¿QUÉ ES UN IRRIGADOR BUCAL?

El irrigador es un elemento de higiene bucal que aplica un chorro de agua a presión, esto ayuda a la eliminación de las bacterias y los restos de alimentos adheridos a la superficie dental, incluyendo las zonas interproximales, y en lugares de difícil acceso

La irrigación bucal está indicada en todo tipo de personas como complemento de la higiene bucal, pero nunca sustitutiva del cepillado. Hay que tener en cuenta que con el cepillado limpiamos el 60% de la superficie del diente, el 40% restante pertenece al área interproximal. De esta forma, para obtener una higiene bucal completa es necesario utilizar el cepillo y elementos de higiene interproximal.

El uso de la irrigación bucal ha demostrado una mejora la eliminación de placa dental, especialmente en las zonas interproximales, y una disminución de la inflamación y del sangrado gingivales, mostrando estos resultados en poco tiempo.

¿CÓMO SE UTILIZA?

  •  Es importante que la boca esté bien limpia antes de usar el irrigador (cepillado e hilo dental).
  • Rellenar el depósito con agua o con un colutorio bucal
  • Colocar la boquilla  del irrigador sobre las encías.
  • Direccionar el chorro de agua a lo largo de las encías y entre los dientes
  • Recomendamos utilizarlo al menos durante uno o dos minutos al día.

Existen situaciones en las que conseguir una adecuada higiene bucal puede ser más difícil, por lo que estaría especialmente indicado el uso del irrigador en los siguientes casos:

  • Implantes y /o coronas: es difícil realizar la higiene en la zona alrededor de los implantes , lo que puede favorecer la aparición de enfermedades periimplantarias.
  • Ortodoncia: en los brackets y alrededor de los arcos se acumulan placa y restos de alimentos que no se eliminan fácilmente con el cepillado.
  • Diabéticos: este grupo de pacientes debe prestar especial atención a la salud de las encías, ya que se ha demostrado que la enfermedad periodontal severa puede influir en el control glucémico.
  • Pacientes periodontales: la acumulación de placa en las zonas subgingivales favorece la inflamación gingival y la progresión de la enfermedad periodontal.
  • Pacientes con dificultad para el manejo de cepillos interproximales  y sedas: el uso del irrigador facilita la higiene interproximal en estos pacientes que no son capaces de realizarla por otros métodos.

Se pueden utilizar colutorios con el irrigador, lo que facilita el acceso de sus principios activos a todas las zonas de la cavidad bucal.

La utilización del irrigador proporciona una gran sensación de limpieza y frescor, además de la mejora de los parámetros clínicos indicados.

Notarás que tu boca está mucho más limpia y fresca.

,

¡¡ FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER !!

Todos necesitamos en la vida de una mujer, porque hasta en el ajedrez ….. la REINA es quien protege al REY.

Por darnos la vida, cuidarnos, educarnos, acompañarnos y hacernos felices siempre ……

FELIZ DÍA DE LA MUJER !!

,

ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR

¿QUÉ ES LA ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR ?

Es una técnica quirúrgica que se lleva a cabo en Implantología para permitir la colocación de implantes dentales en pacientes que no disponen de suficiente volumen y altura ósea en la zona posterior de la arcada superior.

Este procedimiento permite, por tanto, aumentar verticalmente la cantidad de hueso disponible en las zonas en las que el paciente, por el motivo que sea, ha experimentado una pérdida ósea drástica que impide la correcta sujeción de los implantes.

De esta manera, la técnica posibilita la reposición de piezas dentales en personas que de otra manera no podrían someterse a una cirugía de implantes. Asimismo, refuerza la efectividad de los tratamientos con implantes en la zona posterior del maxilar superior.

 

¿QUÉ ES EL SENO MAXILAR ?

El seno maxilar es una cavidad situada en el maxilar superior que forma parte de los senos paranasales. Éstos, a su vez, son un conjunto de cavidades que comunican con las fosas nasales e influyen en actividades cotidianas como la respiración o la fonación.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

La elevación de seno maxilar es una técnica segura, predecible y efectiva. Sin embargo, antes de planificar la cirugía nuestro equipo debe determinar si es adecuado para el paciente someterse a ella. Para ello, valoramos su historial clínico y llevamos a cabo tanto una exploración intraoral como las pruebas radiográficas oportunas.

Una vez que hemos determinado que la persona es idónea, la intervención consistirá en colocar soporte óseo en la zona más posterior del maxilar superior, donde se encuentran los molares y los premolares.

  • El protocolo para realizar la elevación de seno maxilar es muy sencillo :

Se aplica anestesia local en la zona a intervenir, se hace una incisión en la encía para dar acceso  al seno maxilar y poder elevar la membrana del seno, con la finalidad de conseguir el espacio necesario para añadir el hueso artificial. Una vez ha concluido la cirugía, cerramos la herida

Dependiendo de la base ósea inicial con la que cuente el paciente, podemos llevar a cabo la colocación de implantes de manera inmediata o en dos pasos, es decir,  Después de la elevación de seno.

 

TIEMPO DE RECUPERACIÓN:

La elevación de seno es una cirugía  que se hace de forma muy habitual y que presenta altas tasas de éxito, por lo que no deberían presentarse complicaciones.Los efectos postquirúrgicos más comunes son el dolor, la inflamación de la zona intervenida el pico máximo de hinchazón se produce a las 48 horas.

Por ello , es necesario seguir los cuidados postoperatorios pautados por el cirujano.

Después de la cirugía  se recomienda evitar actividades como;  bucear, montar en avión ,  taparnos la nariz cuando vamos a estornudar , tocar instrumentos de viento ya que, todas estas actividades, podrían poner en riesgo la intervención realizada.

,

EDENTULISMO

El edentulismo es la pérdida parcial o total de los dientes , no es un problema solo de las personas de edad avanzada, se produce de forma progresiva a causa de traumatismos, enfermedades periodontales, caries, una deficitaria higiene oral y especialmente por no visitar al odontólogo regularmente para mantener la salud bucodental y restaurar o reponer las piezas perdidas.

La causa del edentulismo puede ser congénita o adquirida. Los edentulismos congénitos totales son una manifestación de los síndromes congénitos muy graves y, generalmente, no compatibles con la vida. Sin embargo, la ausencia congénita de algún diente es más habitual. El edentulismo adquirido, es decir la perdida de dientes durante nuestra vida es un hecho más común que el edentulismo congénito y suele ser secundario a procesos como caries, patología periodontal o traumatismos.

El edentulismo total o un importante edentulismo parcial conlleva importantes alteraciones estéticas. Pudiendo disminuir la autoestima, inducir alteraciones en la pronunciación de las palabras, en la función masticatoria y en la articulación temporomandibular. Estas consecuencias estéticas se hacen mucho más evidentes cuando el edentulismo afecta al frente anterior. Los cambios derivados de la omisión en la restauración de las piezas ausentes los describió Kelly en 1972 y se han englobado en el síndrome combinado que lleva su nombre.

Este Síndrome combinado de Kelly se manifiesta en aquellos casos donde la ausencia de dientes naturales afecta al maxilar superior. Ello conduce a una reabsorción acelerada en el maxilar superior y, como consecuencia de ello, la mandíbula experimenta una rotación en sentido antihorario buscando reposicionarse respecto al maxilar superior. Esta reposición se ve cada vez más dificultada por la reabsorción ósea. Las consecuencias finales son la protusión del mentón mandibular, la disminución del tercio inferior de la cara, el hundimiento del labio superior y el aumento de la anchura de la boca.

Consecuencias del edentulismo o la falta de dientes :

  • La pérdida de dientes altera las funciones de sistema estomatognático, como es la masticación, la fonética y la estética.
  • En el caso de la función masticatoria puede conllevar a una variación de dieta por parte de la persona, forzando a nuevas prácticas alimentarias determinadas con un mayor consumo de alimentos blandos y fáciles de masticar, ocasionando restricciones dietéticas y comprometiendo el estado nutricional de la persona
  • Otra de las consecuencias del edentulismo que debemos considerar es el desplazamiento de los dientes restantes, una situación que no solamente puede causar problemas en la funcionalidad de nuestra boca ya que además habría que hablar de los problemas estéticos que supone esta situación.
  • Los problemas relacionados con la estética como es la reabsorción progresiva del hueso, situación que conlleva una transformación del rostro dándole un aspecto más envejecido. Además, esta pérdida del hueso puede dificultar la colocación de un implante o prótesis.

Tratamiento del edentulismo

  • La prevención del edentulismo, sin embargo, es sencilla, ya que, además de mantener una meticulosa higiene bucodental a lo largo de la vida, basta con visitar regularmente al odontólogo o cada vez que se tiene un problema (caries, enfermedad periodontal, etc.). Y, por supuesto, reponer todas las piezas dentales que sean extraídas o se pierdan.

 

,

Los e-cigarrillos son tan dañinos para las encías y los dientes como el tabaco

MARTES !! Vamos avanzando con la semana, y que mejor que con noticias que nos pueden interesar … FELIZ DÍA !!

 

http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-e-cigarrillos-pueden-haber-ayudado-millares-britanicos-dejar-fumar-201603010357_noticia.html

,

Enfermedad periodontal y parto prematuro

Una madre gestante con periodontitis tiene al menos el doble de posibilidades de sufrir un parto prematuro, por lo que se aconseja atender a la salud bucodental antes de plantearse un posible embarazo.

 

Si eres mujer y estás pensando en quedarte embarazada mejor que cuides tus encías porque, si se tiene infecciones de las encías, como gingivitis o periodontitis previas, se eleva el riesgo adicional de que haya resultados adversos del embarazo. De hecho, una mujer gestante con periodontitis tiene al menos el doble de posibilidades de sufrir un parto prematuro, por lo que se aconseja atender a la salud bucodental antes de plantearse un posible embarazo.

Las alteraciones en los niveles hormonales que se producen durante el embarazo afectan a los vasos sanguíneos de las encías, al funcionamiento de las células del periodonto -tejido que rodea y soporta los dientes-, a las bacterias de la placa y al sistema inmune local. Esto explica que la inflamación de las encías aumente durante el embarazo, y desaparezca habitualmente tras el parto.

Hoy en día se conoce la importancia que tiene la patología inflamatoria-infecciosa dental, como la periodontitis, en la posibilidad de desencadenar amenazas de parto pretérmino -antes de la semana 37 de gestación-. Como explica el Josep María Lailla, Presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) «este fenómeno está estrechamente ligado a la liberación de prostaglandinas, que son sustancias oxitócicas que actúan en primer término en la maduración cervical y, posteriormente, como inductoras de contracciones uterinas». Además, comenta, los cambios del pH en la saliva, el aumento de la misma y las modificaciones en la placa dental durante la gestación son hechos a tener en cuenta en estas mujeres.

 

Problemas de gestación

Así, se calcula que la enfermedad periodontal puede afectar al 36-100% de las embarazadas, siempre que haya gingivitis previa. La encía está intensamente enrojecida, sangra fácilmente, está engrosada y con aumento claro su tamaño entre los dientes, lo que permite que haya más bacterias por debajo de la encía, explica. Por eso, si la mujer embarazada tiene gingivitis o periodontitis previa al embarazo, se eleva el riesgo adicional de que hayan resultados adversos del embarazo, principalmente parto prematuro o bajo peso. Los expertos calculan que el riesgo de parto prematuro se puede llegar a triplicar si la madre tiene periodontitis . Además, se ha relacionado la enfermedad periodontal con el aumento del tiempo en que una mujer tarda en quedarse embarazada. El embarazo supone la necesidad de alimentar al futuro niño y el organismo femenino se somete a un estrés que puede generar patologías. La boca como parte de ese organismo se ve influida por todas esas circunstancias, pero también la patología bucal puede hacer alterar la evolución del embarazo o puede empeorar ciertas patologías sistémicas.

 

Los ginecólogos y los obstetras deberían recomendar a todas sus pacientes una visita al dentista al inicio del embarazo. Hay que insistir en la necesidad de resolver los posibles problemas periodontales de la mujer antes del embarazo o, como tarde, en las primeras semanas del mismo. Como se subraya desde SEPA y SEGO, de la misma manera que sucede con la preparación que realizan para fortalecer sus huesos, es recomendable que las mujeres embarazadas o que pretendan tener un hijo sigan un especial cuidado con la salud bucodental y se preparen bucalmente para ser madres (visitas al odontólogo, higiene oral adecuada, y tratamientos periodontales si son necesarios). Una adecuada técnica de higiene bucal (utilización frecuente de cepillo dental, cepillos interdentales y/o seda dental) es fundamental, no sólo para reducir a la mínima expresión la gingivitis, sino para prevenir la aparición de posibles efectos adversos en el embarazo.

 

Feliz lunes, a por la semana 🙂

 

,

FELIZ CARNAVAL

Una de las cosas más importantes es el cuidado de nuestros dientes y encías, manteniendo  una buena higiene bucal. Los dientes sanos no sólo nos dan un buen aspecto y nos  hace sentir bien, sino que nos permite  hablar y comer apropiadamente. La buena salud bucal es importante para nuestro bienestar general.

Los cuidados diarios, como el cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal, evitan problemas posteriores, y son menos dolorosos y menos costosos que los tratamientos por una infección que se ha dejado progresar.

Cuidemos nuestros dientes y FELIZ CARNAVAL !!