Causas y soluciones de los dientes amarillos

Tipos de manchas en los dientes

La coloración dental se puede presentar de diversas formas según el lugar en el que aparezcan. Estas son:

  • Manchas extrínsecas: Estas se observan en la superficie del diente, es decir, en el esmalte dental o parte exterior del mismo. Son mucho más fáciles de eliminar ya que son la acumulación de sustancias que colorean los dientes o pigmentos adheridos a ellos.
  • Manchas intrínsecas: Se producen en la dentina, que es la capa de marfil que se encuentra en la parte interna del diente. Si diagnóstico y tratamiento son un poco más complicados, pues se originan por sustancias que afectan la transmisión de luz a través del esmalte.

Causas de los dientes amarillos y sus posibles soluciones

¿Por qué la dentadura se torna amarilla?

Existen diversos motivos por los cuales los dientes pueden pigmentarse e ir tomando un tono amarillento. La mayoría de estos, son hábitos diarios que realizamos de forma inconsciente sin saber que pueden manchar nuestra dentadura.

A continuación, te decimos cuáles son las posibles causas de que tus dientes luzcan amarillos y opacos.

  • Genética

Muchas veces, la tonalidad amarillenta en los dientes es producto de condiciones genéticas. Cuando es así, es menos controlable la pigmentación, pues depende del ADN de cada paciente. Es un hecho que la placa dental es distinta en cada persona. Por lo que si tu salud bucal está en perfectas condiciones, entonces tu esmalte dental amarillento es por genética.

De igual forma, hay otros condicionamientos genéticos que producen la pigmentación dental. Por ejemplo, la dentinogénesis y amelogénesis imperfecta. Estas, son enfermedades congénitas que tienen esta consecuencia. Así como alteraciones endocrinas relacionadas con la glándula tiroidea. Todos estos condicionamientos tienen efecto directo sobre el tono del esmalte de tus dientes.

  • Hábitos alimenticios

Algunos alimentos y bebidas contienen pigmentos que tienen la particularidad de filtrarse en los poros de los dientes o en los canalículos dentarios, que conforman el tejido intermedio de la dentadura. Bien sea en forma líquida o sólida, el exceso de su consumo puede afectar la pigmentación natural de los dientes.

  1. Hay comidas que pueden disminuir el grosor del esmalte dental, por lo que interfiere en el color que refleja el mismo, haciéndolo lucir más amarillo. Entre estos alimentos, encontramos:Salsas como ketchup, mostaza, y otras utilizadas en la cocina común.
  2. Especialmente los que tienen colores fuertes como el balsámico.
  3. Ciertas especies con coloración como el curry.

Por su parte, las bebidas suelen tener mayor efecto en la coloración dental que los alimentos sólidos. Pues, tienen mayor facilidad para colarse en el esmalte y afectar su tono cuando se consumen en exceso. Estas pueden ser:

  • Café.
  • Vino tinto.
  • Té e infusiones.
  • Bebidas azucaradas o gasificadas con colorantes.
  • El agua de algunas zonas del mundo puede contener mayor cantidad de fluor, esta sustancia en exceso puede pigmentar la dentadura.

Recuerda que hay otros hábitos como el consumo de cigarrillo que también pueden afectar tu dentadura.

Envejecimiento

El proceso natural de envejecimiento va deteriorando todos los órganos, tejidos y estructuras óseas de nuestro cuerpo. Lo mismo sucede con nuestros dientes. Sumado a un desgaste diario que de produce desde que salen los primeros dientes hasta la muerte.

Con el pasar del tiempo, el esmalte dental se ve afectado por el desgaste y la desmineralización que sufren a diario los dientes. Por ello, las personas mayores tienden a tener una dentadura amarillenta, oscura y poco estética.

Tratamientos médicos

El consumo de antibióticos como la tetralicina pueden producir dientes de color pardo estriado. Al igual que algunos medicamentos para controlar la presión arterial y antihistamínicos.

Los enjuagues bucales medicados y algunos de uso diario también pueden producir pigmentación dental cuando se excede su uso. En algunos casos de endodoncia y traumatismos, el cambio de color se produce por la muerte del nervio del diente.

 

Soluciones para los dientes amarillos

Saber cómo reducir el tono amarillo de los dientes o cómo evitar la intensificación del color en ellos es muy importante. Pues esto nos ayuda a mantener una sonrisa sana y que luzca impecable.

Alimentación

Existen diversos alimentos que protegen y fortalecen nuestro esmalte dental. Por lo que tienden a mejorar el aspecto y a prevenir posibles manchas y desgastes naturales. Algunos de ellos son:

  • Brócoli.
  • Peras y manzanas
  • Lechuga
  • Zanahoria
  • Espinacas

Blanqueamientos dentales

Los blanqueamientos dentales son la solución perfecta para aquellos dientes que ya tienen aspecto amarillento. La variedad de tratamientos va desde algunos productos caseros a procedimientos profesionales.

Los más recomendados son los hechos por especialistas. Ya que garantizan resultados significativos en el aspecto dental cuidando muy bien de la salud bucal del paciente para evitar complicaciones.

Existen distintos tipos de procedimientos. Estos varían en precios y en resultados. Lo importante es escuchar las recomendaciones del dentista para no abusar de los blanqueamientos dentales

Tratamientos caseros naturales

Si bien no blanquean el esmalte dental como tal, ayudan a eliminar manchas superficiales, por lo que hacen que los dientes luzcan un poco más brillantes. Solo se debe tener cuidado con la frecuencia para evitar que el efecto sea negativo.

Por ejemplo, el popular cepillado con bicarbonato de sodio y limón. Este debe hacerse con moderación porque produce desgaste dental. Así como cepillar los dientes con fresas.

Correcta higiene bucal

Tener una higiene bucal adecuada desde pequeños previene las manchas por acumulación de sarro y el desgaste significativo y apresurado por la edad. Es por ello que es muy importante enseñar higiene bucal a los niños.

De esta manera, los procesos naturales son más lentos y menos agresivos para la dentadura. Así que cepilla bien tus dientes entre 3 y 5 veces al día, utilizando las técnicas correctas para evitar desgaste por cepillado.