Enfermedades que son transmitidas por la saliva

La saliva es una secreción liquida que proviene de las glándulas salivales, las cuales se extienden por todas las regiones de la boca excepto por la encía y la zona anterior del paladar. La saliva es producida por las glándulas salivales mayores en el 93% y las glándulas salivales menores en un 7%.

La saliva es uno de los fluidos corporales más contagiosos que hay, puesto que no hace falta entrar en contacto directo con la boca para que la saliva pueda transmitir alguna infección. Un estornudo, compartir el mismo vaso o la saliva que se puede salpicar durante una conversación ya es suficiente como para que otra persona pueda ser contagiada

  1. Infecciones del tracto respiratorio superior: resfriado común. Se cree que éste se contagia por contacto directo con el virus. Incluso, puedes adquirir la gripe, al tener contacto con gotas o secreciones (fluidos y mucosas) de una persona infectada.

 

  1. Fiebre glandular. La mononucleosis infecciosa o “enfermedad del beso”, causada por el virus de Epstein-Barr. El virus se transmite por la saliva y la infección se produce a través del contacto. Entre sus síntomas más destacados destacamos los signos típicos de una gripe pero agravados, es decir, fiebres altas, dolores fuertes de cabeza, fatiga e, incluso, pueden aparecer erupciones en la piel. El contagio de esta afección puede darse por contacto directo con la saliva y por contacto indirecto, es decir, mediante la tos o un estornudo que puede enviar este virus por la saliva y contagiarlo a la otra persona que se encuentra cerca del paciente.

 

  1. Hepatitis B: el virus de la Hepatitis B se puede transmitir por la saliva; sin embargo, la sangre tiene niveles más altos de este virus que la saliva. La infección se registra cuando la sangre y la saliva infectada entran en contacto directo con los fluidos de otra persona. Es decir, una persona tiene más probabilidades de estar infectada cuando besa, si tienen heridas abiertas en o alrededor de la boca.

 

  1. Herpes: Se transmite al tener contacto directo con el virus. El herpes es más fácil de propagarse a los otros cuando se forman ampollas. Una vez que es contagiado el virus queda latente y puede volver a aparecer en otros momentos como por ejemplo: momentos de estrés, ansiedad, bajadas de defensas, entre otros.

 

  1. Verrugas: Este tipo de padecimiento bucal se puede propagar a través de besos, sobre todo si hay zonas de reciente trauma.

 

  1. Varicela: otras de las enfermedades transmitidas por la saliva es la varicela, la cual es producida por el virus varicela- zoster. Ocasiona erupciones en la piel que suelen contener líquido amarillo en su interior. Esta enfermedad suele contagiarse cuando se toca de forma directa las erupciones de la piel, pero también puede producirse por contacto salival o por las secreciones cuando se estornuda, se habla, se tose,

 

  1. Parotiditis:Esta afección ocurre cuando la glándula parótida se inflama debido al virus paramixovirus. Esta enfermedad viral puede producir fuertes dolores al paciente, además de producir una inflamación de la zona alta del cuello, afectando la voz, a la respiración y a la hora de tragar alimentos y bebidas.

En Sanz Dental  tomamos todas las medidas de higiene para evitar cualquier problema con la saliva. Somos conscientes de los problemas que pueden acarrear, y por ello, es una prioridad para nosotros cumplir unas normas estrictas de higiene y seguridad para la salud de nuestros pacientes. ¡Por ello elige siempre unos buenos profesionales de la salud dental!