Cómo influye la nutrición en la salud bucodental

La nutrición tiene un papel esencial en la salud de nuestro cuerpo y también en nuestra sonrisa. Los alimentos que comemos influyen en el desarrollo de caries, gingivitis… ¿Qué alimentos son más sanos y perjudiciales para mi sonrisa?

Algunos alimentos son muy recomendados para cuidar la sonrisa. Pero otros están directamente relacionados con el desarrollo de diversas patologías bucodentales. En general son aquellos alimentos menos recomendados para la salud.

 

¿Qué alimentos son más y menos sanos para mis dientes y encías?

 

Alimentos sanos para la sonrisa

Cada paciente tiene sus necesidades nutritivas distintas. Pero diversos expertos coinciden en que una dieta saludable para los dientes y las encías debería incluir los siguientes alimentos:

  • Frutas. Las frutas son ricas en vitaminas y muy saludables para nuestro cuerpo y nuestra salud bucodental. Además algunas frutas como las manzanas estimulan la saliva, esencial para remover las bacterias de la boca.
  • Verduras. Las verduras son ricas en fibra y ayudan a neutralizar la placa bacteriana.
  • Cereales. Se recomienda elegir cereales integrales, porque contienen más fibra y ayudan a combatir la placa bacteriana.
  • Lácteos. Ayudan a reponer los niveles de calcio y contribuyen a la remineralización del esmalte.
  • Pescado. Hay algunos pescados que incorporan flúor. Además, favorecen el mantenimiento óseo y las encías.
  • Té verde. Muchas infusiones contienen antioxidantes que benefician el organismo y los dientes. Pero cuidado: si no nos lavamos los dientes, con el tiempo pueden provocar manchas.

 

Alimentos perjudiciales para la sonrisa

  • Alimentos azucarados. El exceso de azúcar es una de las principales causas del desarrollo de la caries dental, la patología más extendida en todo el mundo. Caramelos, pasteles, galletas, golosinas… Estos alimentos son muy consumidos entre horas y entre los niños. Moderar su consumo será clave para prevenir la caries.
  • Ácidos. Los alimentos ácidos erosionan el esmalte. El resultado es un aumento de la sensibilidad dental al consumir alimentos muy fríos y calientes. Hablamos de alimentos como los cítricos, algunos zumos, el vinagre…
  • Alimentos con colorantes. Hay muchos alimentos que manchan los dientes. Los más consumidos son el vino tinto, los frutos rojos, el café… Son alimentos que provocan el desarrollo de manchan dentales, que sólo se pueden eliminar en la consulta.

 

Lo ideal es mantener una dieta equilibrada con cinco comidas diarias, y practicar ejercicio de forma regular. Pero no olvides que cualquier alimento que comemos puede provocar la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y las encías. Por ello es esencial cepillar los dientes después de cada comida. Pero el cepillado dental no es suficiente, así que conviene complementarlo con las principales técnicas de higiene interproximal. Por último, no olvides visitar a tu dentista de confianza una vez cada seis meses.