¿Puede un dentista extraer sangre? Si, es competencia del odontólogo

Los Servicios Jurídicos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad estimaron a principios del mes de febrero que la propia titulación de odontología confiere a los profesionales la atribución de la venopunción o extracción de sangre de una vena. En la cual se ve la profesión altamente beneficiada principalmente para el uso de los factores de crecimiento.
El reconocimiento de la venopunción como competencia propia de los dentistas nos aportará más autonomía en el ejercicio profesional y la clínica dental abre las puertas a la biomedicina del futuro utilizando en el día a día los factores de crecimiento, la cual nos trae innumerables ventajas.
Más allá de los factores de crecimiento esta competencia permite al odontólogo o dentista actuar con mayor eficacia ante una posible emergencia en la consulta.
Aunque los médicos siempre han estado habilitados para la venopunción, antes de que se reconociera esta capacidad a los odontólogos, el personal encargado de hacer las extracciones en la consulta eran los diplomados Universitarios en Enfermería, que son los profesionales habilitados y formados para su práctica.

Factores de Crecimiento derivados de concentrados sanguíneos.

  • El plasma rico en factores de crecimiento: consiste en aislar del plasma sanguíneo esas proteínas responsables de la cicatrización de las heridas y de la regeneración de los tejidos. Una vez aplicado en la zona a tratar, y administradas en una dosis terapéutica, el proceso de reparación se optimiza y acelera de una forma natural. Al aplicar el plasma se logra una aceleración en los procesos de cicatrización de tejidos duros y blandos, menor dolor y menos inflamación en el postoperatorio del paciente.
    Es decir, para preparar el plasma rico en factores de crecimiento necesitamos extraer una pequeña cantidad de sangre al paciente, y a partir de este se obtiene un plasma rico en factores de crecimiento. Lo que obtenemos al centrifugar la sangre con diferentes protocolos y técnicas son productos que se comportan de manera completamente diferente. Así, se puede obtener PRP (Plasma rico en plaquetas) y PRF (Plasma rico en Fibrina).
  • Existen muchos tratamientos odontológicos en los cuales podemos aplicar los beneficios del plasma, tales como:
    • Extracciones para que cicatricen más rápido y con más hueso, eliminando prácticamente la existencia de alveolo seco.
    • Las cirugías periodontal de tejido blando y duros.
    • Elevaciones de seno en la cuales mejora el manejo del material del injerto y permite cerrar las perforaciones de la membrana.
    • Cualquier tipo de injerto óseo.