Una dieta saludable es igual a dientes más sanos

Vitaminas y minerales que ayudan a nuestros dientes

Así como cada parte del cuerpo requiere de ciertos cuidados, la boca también lo necesita. Conoce las vitaminas y minerales que ayudan a nuestros dientes. Aprende qué alimentos contribuyen a que estén fuertes y sanos.

 

Una dieta saludable es igual a dientes más sanos

Aunque es muy común que se asocie la comida con la salud física. Pocas son las veces en las que se entiende que los alimentos pueden contribuir a tener dientes y encías mucho más saludables.

Para mantener dientes fuertes es necesario una dieta rica en nutrientes y vitaminas. Esta debe contener alimentos como: pescado, yema de huevo e hígado, vegetales de hojas verdes, frutas como la naranja, albaricoque, melón, calabaza, zanahoria y batata. Todas contribuyen a tener una buena salud bucal.

La web oficial de Colgate en su artículo nutrición y salud bucal destaca que una dieta pobre y poco balanceada conlleva a sufrir de caries o enfermedades periodontales. Son diversas las vitaminas que ayudan a los dientes. Por lo que te explicaremos cuáles son las que los ayudan a estar más saludables.

Vitaminas y minerales que ayudan a nuestros dientes

Como mencionamos antes, tener una dieta balanceada con muchas frutas y verduras contribuye de manera positiva a la salud de los dientes.

Refuerza su protección, previene las enfermedades bucales y la aparición de caries. Estos suelen ser problemas que se presentan sin importar la edad. Aquí te daremos una lista de vitaminas que contribuyen con la salud de tus dientes y en cuáles alimentos los puedes encontrar.

 

  • Vitamina D

Esta vitamina es esencial para el organismo, es producida por el mismo cuerpo al exponerse al sol. Algunos estudios han demostrado que esta puede ayudar a prevenir algunas enfermedades periodontales, las cuales pueden ser muy comunes.

También ayuda en la absorción del calcio y a aprovechar mejor sus beneficios, debes tomar en cuenta que sin la vitamina D el cuerpo no es capaz de realizar esta función. Así mismo evita que tengas deficiencias en caso de tener pérdida ósea y contrarresta la inflamación de las encías.

Satisfacer la necesidad de vitamina D es muy sencillo, debido a que el cuerpo la obtiene al recibir la luz del sol. Y aun así hay personas que no llegan a tomar la cantidad diaria que necesitan.

Muchos son los alimentos en los que la puedes encontrar, algunos de ellos son: pescados, atún en lata, en algunos hongos, comidas y bebidas fortificadas, leche, zumo de naranja, cereales y yemas de huevo.

 

  • Calcio

El calcio es un nutriente que ayuda a fortalecer los huesos. Entendiendo que los dientes son huesos es lógico que sea necesario incluir en la dieta alimentaria de niños y adultos alimentos que lo contengan.

La salud bucal de los bebés y niños depende en gran parte del calcio. Puesto que este es fundamental para el desarrollo óseo y de los dientes.

Se recomienda que por lo menos hasta los 12 años se busque incluir en su alimentación una buena cantidad de este mineral. Ya que es la etapa del desarrollo donde se están terminando de formar los huesos.

De igual manera el calcio ayuda a endurecer el esmalte de los dientes y fortalece la mandíbula. Este puede encontrarse en algunos alimentos tales como: leche, queso, yogurt, brócoli y el salmón.

 

  • Potasio

El potasio al igual que el calcio forma parte de la salud de los dientes y los huesos. Una de sus principales funciones es mantener equilibrada el agua del cuerpo al igual que el ácido base, estos están directamente relacionados con la transmisión de los impulsos nerviosos.

En el organismo los dientes funcionan como  una reserva alcalina la cual representa la base. Un alto consumo de frutas y verduras que sean ricas en este mineral ayudan a evitar la sensibilidad.

La cantidad de potasio que debe recibir un adulto no es la misma de un niño. La cantidad recomendada para los pequeños es de 0,5 a 1 gramo por día mientras para las personas grandes es de 3 a 5 gramos al día. Es importante no exceder en la ingesta de este mineral.

Otra gran ventaja del potasio es que ayuda a mejorar la densidad ósea. Junto con el magnesio evita que la sangre se vuelva demasiado ácida. Por lo que permite filtrar el calcio de los huesos y dientes.

Pueden encontrarse en bananas, judías, tomates, acelgas, papas, batata, aguacates, ciruelas pasas

 

  • Fósforo

Es uno de los minerales más abundantes en el organismo. El fósforo y el calcio se encargan de la construcción de los huesos y por ende de los dientes.

El fósforo es uno de los principales encargados del mantenimiento de las estructuras óseas. La deficiencia del mismo puede producir el desarrollo de caries y problemas a nivel de los huesos.

Este mineral se puede encontrar en una gran variedad de alimentos, como: los mariscos, las vieiras, las sardinas, el bacalao, el camarón, el atún, la soja, las lentejas, La carne de res, los panes integrales, los productos lácteos y muchos otros.

Debido a que el fósforo se encuentra en muchos alimentos es poco común que una persona presente una deficiencia de este mineral.

 

  • Vitamina C

Esta vitamina es sumamente necesaria para el crecimiento de los tejidos que conforman el cuerpo. Puede encontrarse en una gran variedad de verduras y en las frutas, sobre todo en las que son cítricas.

Ayuda a prevenir algunas enfermedades que afectan las encías como lo es la gingivitis. Ya que se encarga de fortalecer los tejidos que componen la boca. Está probado científicamente que aquellas personas que tienen una ingesta de vitamina C menor a la recomendada son más propensas a sufrir este tipo de enfermedad.

También promueve la generación de colágeno, lo que resulta ser positivo tanto para la salud bucal como para el cuerpo en sí. Sus beneficios antioxidantes ayudan a combatir los oxidantes que se encuentran en la boca.

Favorece la cicatrización de los tejidos y evita que se aflojen los dientes. Algunos alimentos donde se pueden encontrar son: la papaya, el perejil, la naranja, el brócoli, el kiwi, los pimientos rojos.

 

  • Vitamina A

Existen dos tipos de vitamina A, hay una de origen animal que se encuentra en productos como carnes, pescados y productos lácteos como lo son el queso, la leche y el yogurt. Y está la de origen vegetal que se encuentra en las frutas y las verduras como zanahoria, melocotón, mangos, espinacas y tomates.

Es una de las vitaminas que ayuda en la formación de los dientes. Es de suma importancia que esté en la dieta de los niños durante su etapa de crecimiento. La misma es capaz de reforzar el sistema inmunológico por lo que previene las infecciones.

La falta de la vitamina A hace que las personas estén más expuestas a sufrir de caries, ya que esta es una de las que se encarga del mantenimiento de los dientes. Otros grandes beneficios es que previene la resequedad de la boca y ayuda a su cicatrización.

 

  • Flúor

El flúor es uno de los minerales más utilizados en todo lo que tiene que ver con la buena higiene y la salud bucal. Este aporta una gran cantidad de beneficios, como el de reforzar el esmalte y proteger a los dientes de las caries.

Este es recomendable a cualquier edad, pues los dientes se deben cuidar con regularidad. Este mineral ayuda a remineralizar el esmalte y, cuando se está en etapa de adultez, tiene la función de prevenir la sensibilidad en los dientes.

Se puede encontrar en cremas dentales, enjuagues bucales y otros productos para la higiene bucal. Mientras que de manera natural se pueden encontrar en el té, los tomates, las judías, las lentejas, las cerezas, la sardina, el hígado de vaca o los pescados frescos.

 

Consejos para la higiene bucal

Si bien es cierto que una buena dieta favorece de manera positiva esto debe ir de la mano con una excelente higiene bucal. Aquí te daremos algunos consejos.

  • Debes limpiar de manera correcta tus dientes tres veces al día. Hacerlo más veces puede desgastar el esmalte con el tiempo.
  • Ir a hacerse revisiones por lo menos una vez al año.
  • Utiliza hilo dental para remover los residuos que se quedan entre los dientes.
  • Cambia tu cepillo de dientes de manera regular.
  • Agrega a tu rutina de higiene el enjuague bucal y si es con flúor mucho mejor.

Como podemos notar son muchas las vitaminas y minerales que ayudan a nuestros dientes. El consumo de una dieta rica en frutas y verduras, sumado a una buena higiene bucal son la clave para tener una sonrisa perfecta.